Aljarafe

Nueva polémica por una gasolinera 'low cost' junto a viviendas, ahora en Palomares

  • La instalación de un surtidor de este tipo ya tiene licencia junto a la urbanización La Atalaya

  • IU y PP han reclamado que se deje en suspenso hasta desarrollar una ordenanza

  • La alcaldesa asegura que, con todos los informes favorables, no puede negarse a darle curso

Una estación de servicio, en una imagen de archivo. Una estación de servicio, en una imagen de archivo.

Una estación de servicio, en una imagen de archivo. / D. S.

La previsible puesta en marcha de una gasolinera tipo 'low cost' cerca de viviendas  vuelve a ser objeto de polémica en un municipio del Aljarafe, como ya ocurrió en Bormujos o Mairena.

Esta vez es Palomares del Río, donde una cadena del sector tiene licencia de obras para arrancar su construcción en una parcela que ha alquilado a un propietario, calificada como terciaria, muy cerca de la Urbanización La Atalaya y frente al edificio de talleres municipales.

En el último Pleno municipal, el miércoles, el PP intentó presentar una moción para que la licencia se dejara en suspenso hasta que se regulen, mediante ordenanza específica, este tipo de instalaciones. Pero no se llegó a discutir, porque a pesar de contar con el apoyo de otros grupos el PSOE rechazó hacerlo por la vía de urgencia.

IU, por su parte, ha anunciado que va a oponerse con "todos los medios" a su alcance a la instalación y denuncia que la aprobación se ha hecho de "espaldas" a la oposición  y que la licencia se ha "agilizado" durante el estado de alarma. Ha pedido el expediente completo, para examinarlo porque cree que podría haber irregularidades.

"Desconocemos el interés del equipo de gobierno por esta instalación (que ha sido solicitada en múltiples ocasiones), en contra de los vecinos, cerca de las viviendas... Una gasolinera que, al parecer, no va a dar ningún puesto de trabajo por ser de las denominadas "desatendidas", extremo éste que agravaría aun más el peligro al estar abandonada", insiste IU, que cree que la decisión del PSOE de no debatir la moción, el miércoles en el Pleno, es un "gesto de prepotencia". 

La alcaldesa, Ana Isabel Jiménez Salguero (PSOE), ha confirmado que la instalación ya tiene permiso de obras, pero que se trata de un proyecto que viene de lejos y que administrativamente no puede detener de forma unilateral, porque tiene todos los informes favorables. Se inició en el año 2017 y el procedimiento iniciado debe resolverse en dos años, recuerda. El periodo de alegaciones fue del 25 de junio de 2019 al 24 de 2020, no durante el estado de alarma, asegura. 

Sólo hay una vía abierta en la actualidad para intentar buscar una solución: ofrecerle al promotor una permuta para que traslade su negocio a otros terrenos, una negociación en la que, en todo caso debería entrar también el propietario de los suelos.

Tras lo ocurrido en el Pleno, se ha convocado para este lunes una junta de portavoces para abordar exclusivamente el tema de la gasolinera. Jiménez insiste en que está dispuesta a escuchar "cualquier propuesta que permita que el proyecto no levante en esa zona y sin menoscabo para las arcas municipales".

En este sentido, asegura que una modificación puntual del PGOU para regular estas instalaciones, que conlleva la suspensión automática de nuevas licencias por un año, no afectaría a esta porque no puede tener  pefectos retroactivos. Es la línea que el PP defendía en su moción y la alcaldesa justifica el que no apoyaran la urgencia para discutirla porque debía hacerse con explicaciones de los técnicos.

El proyecto para esta parcela terciaria junto a la urbanización La Atalaya llegó al Ayuntamiento en 2017. Inicialmente, incluía una pista de pádel, una tienda de 24 horas y la gasolinera, aunque finalmente la licencia que se ha tramitado es sólo para esta última instalación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios