Suceso Ttiroteo entre delincuentes y la Policía en Coria del Río

Aljarafe

Sanlúcar la Mayor: el cambio de gobierno coge fuerza tras la reprobación a la gestión del GIS y el PP

  • El PSOE, IU, Vox y Sanlúcar Activa coinciden en que la “parálisis” es grave y hay que actuar

  • Si el alcalde se va por su voluntad o en ejecución de la condena se podría conformar otra mayoría

El alcalde de Sanlúcar la Mayor, Eustaquio Castaño (GIS).

El alcalde de Sanlúcar la Mayor, Eustaquio Castaño (GIS). / D. S.

Los cuatro grupos en la oposición de Sanlúcar la Mayor (el PSOE, IU, Vox y Sanlúcar Activa) aprobaron en el último Pleno, celebrado el pasado viernes, la reprobación en bloque de la gestión del gobierno local del GIS (Grupo Independiente Sanluqueño del regidor Eustaquio Castaño) con la edil del PP, por la “parálisis institucional sin precedentes” que se está produciendo, con grave “perjuicio” para la población. Este pronunciamiento deja la puerta abierta a otras acciones para intentar un cambio de gobierno.

Entre otras cosas, en la reprobación se destaca que en dos años no se han aprobado presupuestos, el Ayuntamiento no ha sido capaz de poner en marcha medidas propias de apoyo a la economía local por la crisis del Covid, hay graves retrasos en el pago a proveedores y falta diálogo en un gobierno en minoría, que no ha contactado con los grupos ni para proyectos millonarios de otras administraciones que se tenían que aprobar en el Pleno y que se podrían haber perdido, si no es por la “responsabilidad” de la oposición que no los bloqueó.

Además, han esgrimido la “lucha fratricida”, con múltiples dimisiones y destituciones. Lo último ha sido la marcha del edil de Recursos Humanos y Hacienda, Manuel Macías (único concejal de Sanlúcar Activa) cesado por el regidor. Macías denuncia que el motivo fue que se negó a firmar medidas que afectaban a familiares directos del alcalde, con informes técnicos contrarios, pese a supuestas presiones de éste.

Más allá de un simple rifirrafe, la forma y el tono de la reprobación es una advertencia de que los partidos de la oposición están dispuestos a forzar un cambio de gobierno. Éste, podría materializarse si el alcalde dimite, como anunció en ese mismo pleno alegando problemas de salud, aunque la oposición cree que fue un último intento por desactivar políticamente lo que iba a ocurrir. Esa dimisión no se ha materializado hasta ahora por el registro.

Hay que recordar también que Castaño, que pidió en ese Pleno el apoyo a Juan Salado para que le releve en la Alcaldía, tiene una condena firme por prevaricación urbanística, que le inhabilita 4 años como cargo público por haber permitido en una etapa anterior como alcalde del PP más altura de la permitida a una casa hermandad. El último recurso de súplica a la Audiencia de Sevilla ha sido rechazado recientemente, con lo que la ejecución es inminente y le obligaría a irse igualmente.

Pero tampoco se descarta que, si no hay renuncia en breve, se pueda llegar a presentar una moción de censura. Ninguna de las dos opciones –elección de un alcalde que no sea el de la fuerza más votada o moción de censura– es fácil, porque el pleno está muy fragmentado, la mayoría absoluta es de 9 concejales e implica poner de acuerdo –sino para entrar en un gobierno, sí para cerrar un acuerdo y votar– a fuerzas antagónicas en lo ideológico, como el PSOE e IU (con cinco y dos ediles, respectivamente) y Vox (que tiene dos) y que se negó a entrar en su día en el gobierno con el GIS y el PP.

Durante el Pleno, Félix Macías, su portavoz, destacó que no están en el gobierno porque ya “temían” lo que está ocurriendo, recordó que se conocía la condena del alcalde y reprochó que el PP apoye a Eustaquio Castaño, cuando apartó de sus propias listas a su número 2 porque estaba condenado por el mismo motivo.

Ese previsible cambio pasaría por el PSOE que lidera Raúl Castilla, como segunda fuerza y cinco concejales. El PSOE tiene previsto reunirse este martes, para valorar la situación. Según ha avanzado, en un hipotético Pleno de elección de nuevo alcalde volvería a presentar a su candidato. Pero también adelanta que no está dispuesto a dejar pasar más de una semana si el alcalde no renuncia.

En IU-Adelante se apuesta por un gobierno del PSOE e IU con el apoyo para constituirse de otros grupos, poniendo por delante de cuestiones ideológicas el interés del municipio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios