Andalucía

Aumenta la presión sobre Susana Díaz para que facilite un cambio

  • Juan Espadas aboga por una renovación en el PSOE andaluz es el mismo día que Ábalos se reúne con la ex presidenta en Sevilla para sondearla

  • Tres secretarios provinciales se manifestaron a favor de un relevo en una reunión celebrada en la sede de San Vicente

José Luis Ábalos y Susana Díaz salen este jueves de la sede del PSOE en Sevilla. José Luis Ábalos y Susana Díaz salen este jueves de la sede del PSOE en Sevilla.

José Luis Ábalos y Susana Díaz salen este jueves de la sede del PSOE en Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

Si el día anterior fue el diputado Alfonso Gómez de Celis quien abogó por un cambio en la dirección del PSOE andaluz, este jueves fue el turno del alcalde de Sevilla, Juan Espadas, otros de los críticos con Susana Díaz y posible candidato a sucederla. A la vez, el ministro de Fomento y secretario de Organización del partido, José Luis Ábalos, viajó hasta Sevilla para reunirse con la ex presidenta. Una vez convocado el congreso federal para octubre, todo se está precipitando en el PSOE andaluz. Aunque las primarias no tocarían hasta noviembre o diciembre, el ejemplo del relevo catalán, de Miquel Iceta por Salvador Illa, ha agitado al socialismo andaluz.

Los ocho secretarios provinciales del PSOE se reunieron el martes pasado en la sede de San Vicente, y tres de ellos se manifestaron a favor de la necesidad de un cambio, aunque vinculado a un acuerdo con Pedro Sánchez. La onubense María Luisa Faneca, líder de la gestora de esta provincia, fue la más clara. Ella ha sido sanchista desde el principio, y los susanistas se opusieron a su nombramiento. Con otros matices, el jiennense Francisco Reyes y el granadino José Entrena también abogaron por una renovación. Fueron la sevillana Verónica Pérez y el cordobés Antonio Ruiz quienes se manifestaron a favor de que Díaz siguese siendo la candidata, al igual que el malagueño José Luis Ruiz Espejo.

Hasta ahora, la ejecutiva federal había preferido negar que en el PSOE andaluz hubiese algún cuestionamiento de Susana Díaz. De acuerdo con el pacto al que la ex presidenta y el secretario general, Pedro Sánchez, habían llegado, la dirección de Ferraz optó por no animar las diferencias, aunque el jiennense Felipe Sicilia, hombre de confianza de la portavoz Adriana Lastra, sí rompió esta tregua. La visita de José Luis Ábalos a Susana Díaz es el primer indicio de un cambio de opinión en Ferraz.

Fuentes de esta dirección que cita Europa Press indican que en Ferraz hay "preocupación" por la consolidación del Gobierno de Juanma Moreno en la Junta, por lo que se desea una "reflexión". Otras fuentes, consultadas por este diario, han explicado que la decisión del relevo está adoptada, aunque la dirección federal espera que sea Susana Díaz la que facilite ese relevo. Si no fuese así, si la ex presidenta quisiese seguir, habría primarias y los 'federales' se presentarían con un solo candidato que no sería Felipe Sicilia. Se necesita más tiempo para encontrar un Illa a la andaluza, aunque éste puede ser Juan Espadas, María Jesús Montero o algún otro diputado.         

Aunque de modo formal la reunión con Ábalos es la del ministro de Fomento, se da por hecho que ambos hablarían de las convocatorias de los congresos y de las intenciones de Susana Díaz. Según una fuente cercana a Ferraz, Ábalos quiere escuchar de la propia Díaz cuáles son sus intenciones. El número dos del PSOE ha acudido a la cita con otros cargos de Fomento para hablar, en teoría, de infraestructuras, aunque lo hacen con la jefa de la oposición y no con el presidente de la Junta ni con ninguno de sus consejeros.

Sí se reunirá Abalos, pero este viernes, con Juan Espadas. El regidor hispalense ha asegurado este jueves que el PSOE de Andalucía necesita un "proyecto nuevo, renovado e ilusionante" para volver a gobernar en la Junta. El regidor hispalense es uno de las posibles alternativas a Susana Díaz. El día anterior fue el vicepresidente del Congreso Alfonso Gómez de Celis quien sugirió que la ex presidenta debía seguir los mismos pasos de Miquel Iceta, que ha dejado paso a Salvado Illa como candidato a las elecciones catalanas.

Espadas había sido una aliado de Susana Díaz en el pasado, hasta el punto de que fue ella quien convenció al entonces líder del PSOE, José Antonio Griñán, para que el candidato a esa alcaldía fuese él y no Gómez de Celis, que había sido señalado en un principio.

Sobre la convocatoria del congreso, Espadas ha dicho que "tenemos que hacer bien el trabajo en primarias para generar un proyecto fuerte de consenso frente a los adversarios políticos". "Debemos -ha seguido- hacer un buen trabajo interno, renovando la forma de entender la organización del partido, a estimular el trabajo interno y a aprovechar la confianza ciudadana que tenemos pero que en oposición se resiente, para combatir la alianza que se está asentando PP y Vox".

Espadas ha asegurado, que "cuando toque", se implicará. El PSOE andaluz celebrará su congreso regional después del federal, que es en octubre. Si hubiese más de un candidato, el secretario general se elige en unas elecciones primarias. Hasta ahora, Susana Díaz no ha dudado, será candidata. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios