West Side Story 'West Side Story': el talento no muere

  • El clásico que firmaron Leonard Bernstein y Jerome Robbins cobra una nueva vida desde la semana próxima en el Maestranza, con un montaje que ofrece la versión íntegra estrenada en 1957

Una escena de 'West Side Story'. Una escena de 'West Side Story'.

Una escena de 'West Side Story'. / Javier Albiñana

West Side Story, la producción que recupera la versión íntegra que se estrenó en 1957, en el Winter Garden Theatre de Broadway, y que ha girado ya por una docena de ciudades españolas tras una exitosa temporada en el Teatro Calderón de Madrid, desembarca en el Maestranza a partir de la semana próxima, cuando ese prodigio que concibieron un puñado de creadores geniales –el músico Leonard Bernstein, el coreógrafo Jerome Robbins, el dramaturgo Arthur Laurens– cobre una nueva vida, del 5 al 14 de diciembre, ante el público sevillano.

"El Maestranza es el teatro apropiado para una obra así, es un recinto soberbio. En el Calderón la escenografía iba justita porque es un espacio pequeño, pero en Sevilla West Side Story se verá en todo su esplendor. Y el montaje es exactamente el mismo que se vio en Madrid. A veces las obras se recortan en las giras, pero aquí no pasa eso: allá vamos con todos los hierros, con los mismos artistas, con la ventaja de que ellos dominan la función después de un más de un año haciéndola", adelanta el productor José María Cámara, que a través de su empresa SOM Produce ha apostado por un material que seis décadas después de su creación no ha perdido vigencia: el mismo día que la obra llega a Sevilla se estrena en el Broadway Theatre de Nueva York una versión que suprime algunas canciones y apuesta más por el baile; hace unas semanas, Steven Spielberg terminó de rodar su adaptación de esta historia de amor al oeste de Manhattan mecida por las míticas melodías de temas como América, María o Tonight.

La actualidad de West Side Story se debe, argumenta Cámara, a la audacia del tándem que formaron Bernstein –que se apoyó en otro genio, Stephen Sondheim, para las letras– y Robbins. "La música no se adscribe sólo a un género: en la partitura de Bernstein aparecen ritmos latinos, muchas músicas que no pueden catalogarse como clásicas... En ella conviven desde esa explosión de testosterona que es el Mambo! a ese oratorio exquisito que cantan Tony y María cuando fingen su boda en la tienda de novias", valora el productor. "Y las coreografías son bestiales. En otras obras puedes apañarte con un actor que canta justito y se mueve lo suficiente, pero aquí no, aquí los intérpretes bailan como demonios", prosigue Cámara, que señala un detalle curioso del trabajo de Robbins: "Si te fijas, en muchas coreografías hay un componente animal. En la imagen que se ha convertido en emblema de la película y de la obra, por ejemplo, los hombres levantan la pierna como haría un perro para marcar el territorio. Y de eso habla la historia, de la lucha del hombre por el territorio".

Talía del Val (María) y Javier Ariano (Tony). Talía del Val (María) y Javier Ariano (Tony).

Talía del Val (María) y Javier Ariano (Tony). / Javier Albiñana

SOM Produce ha contribuido al auge de los musicales en España gracias a éxitos como Sonrisas y lágrimas, Priscilla reina del desierto o Billy Elliot. "Madrid se ha convertido en la capital del musical en español por dos razones: porque trabajamos las producciones a un nivel internacional y porque ahora el público puede entender todo lo que pasa en el escenario, algo que no ocurría si viajaba fuera", sopesa Cámara, que tras una larga trayectoria al mando de discográficas como Sony Music, BMG, Ariola y RCA llegó al género "por accidente. Vivía en Nueva York y José María Cano vino a visitarme con la idea de reflotar Mecano [grupo al que Cámara descubrió]. Yo pensaba que relanzar aquello era como hacer arqueología, pero un cartel de Mamma Mia! me dio la clave. Lo que tenéis que hacer, le comenté a José María, es un musical. Y así surgió Hoy no me puedo levantar. Mi hijo y mi socio se pusieron con aquel proyecto, que fue un éxito. Así fue cómo, cuando yo terminé con las discográficas, me pasé a los musicales. Siempre digo que no dejé la música, me fui con la música a otra parte", relata.

Spielberg, con el reparto de su versión de 'West Side Story'. Spielberg, con el reparto de su versión de 'West Side Story'.

Spielberg, con el reparto de su versión de 'West Side Story'. / Niko Tavernise / Efe

Entre los proyectos que preparan en SOM está Grease, otro clásico que no pierde fuelle. "El año que viene habrá una serie de televisión en la HBO, una película que promueve Paramount y una nueva producción teatral, que hacemos nosotros. Y en el espectáculo", anuncia Cámara, "contaremos con un elenco joven, cuyas edades se van a corresponder con las de los personajes, algo que no se ha dado nunca. Siempre hemos visto a un cuarentón moviendo las caderas, y eso va a cambiar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios