Cuartos de Final · Argentina-Alemania

Alemania baja a la tierra a Maradona (0-4)

  • Los germanos dan una lección de fútbol a Argentina humillándola con goles de Müller, que no jugará las semifinales por sanción, Klose y Friedrich.

Comentarios 51

Y por fin llegó el día. El partido en el que Argentina debía demostrar si de verdad era merecedora del miedo que inspiraba después de una primera fase de resurrección. La confirmación de que el equipo de Maradona era algo más que pegada y experiencia atrás y de que él no solo era un ex futbolista y un buen arengador en el banquillo. Alemania le quitó la mascara de cuatro bofetones y se metió en semifinales, donde se medirá con España.

El ego de Maradona no puede exigir que los periodistas y el mundo le pidan perdón tras las críticas que le propinaron en la fase de clasificación por haber superado con facilidad un grupo donde estaban encuadrados Corea del Sur, Grecia y Nigeria. Menos aún por golear a México en unos cuartos de final en los que el árbitro y Osorio le regalaron los dos primeros goles. ¿Cuándo ha jugado Argetina a contracorriente en este Mundial para ganarse el respeto? Seamos serios. La primera selección grande con la que se ha citado ha demostrado lo que era esta Argentina. Sin juego, sin soluciones y sólo con un Messi desubicado y tres más arriba. Demasiado poco para una devoradora como la Alemania de Löw.

La suerte para colmo le iba a volver pronto la cara a los Argentinos. En el minuto 3, Müller -que se perderá la semifinal por acumular dos amarillas- remataba una falta botada desde la izquierda cuando Romero ya esperaba el remate en el suelo. Otamendi -vaya día el suyo- falló en la marca y la pelota hallaba refugio en la red. La cosa no se podía poner mejor para los alemanes, que si algo han dejado patente en el torneo es que con ventaja, a la contra con Özil y Müller son letales. Argentina estaba ante un examen en el que tenía que enseñar que realmente podía ser campeona del Mundo. Se encontró con lo que le hubiera encantado empezar a favor.

La albiceleste se iba a arriba en busca del empate, pero echaba el ojo demasiado atrás. Mascherano y Maxi Rodríguez no acompañaban ni una sola jugada de ataque para no perder la posición. Se limitaban a dar balones largos rasos a Tevez o cortos a Messi. Sólo Otamendi aparecía por la derecha para apoyar a Di María, al Apache, Higuaín y a Messi ante los apoyos alemanes, que defendían con siete leones. Encima el designado para tirar del equipo estaba demasiado abajo. Como le exige Maradona con el afán de que emulara su figura en el México 86, Messi tenía que bajar constantemente a recibir y subirla. Mientras estuviera lejos del área, mejor para Neuer. La estrella argentina se va sin marcar un gol y con tres tristes tiros desde fuera del área en el partido de la sentencia de su selección. Un bagaje demasiado pobre para el mejor jugador del mundo lastrado por los ataques tácticos de su entrenador.

Pese al arreón argentino, Alemania sólo se tuvo que preocupar de un gol anulado por fuera de juego claro a Higuaín a pase de Tévez, y porque no llegaba el segundo a pesar de tener oportunidades claras al contragolpe. Ya se sabe lo que pasa en el fútbol si se perdona, y más a un equipo suramericano, como le ocurrió este viernes a Ghana. El tanto de la tranquilidad llegó en otra incursión de Podolski por la banda de Otamendi. Pase de la muerte a Klose y adentro. Golpe de gracia y a esperar, como ante Inglaterra, que llegara el tercero solo.

La cara de Maradona en el banquillo era un poema. Intentaba arreglar algo con el cambio de Pastore -único jugador de medio campo con algo de creatividad que convocó junto a Verón- por Otamendi. Maxi Rodríguez de lateral y el equipo se rompió más todavía. En el rechace de un córner, otra vez por la izquierda, Schweinsteiger se metía hasta la cocina y se la ponía a Friedrich a placer para que avergonzara aún más a la zaga albilceleste. Humillación. Klose luego urgaría más en el orgullo argentino con el cuarto solo a pase de Özil, por la izquierda otra vez. ¿Argentina tenía centrales?

Podría haber sido más sangriento todavía, pero Maradona tiene que dar gracias a Löw de que mirara al futuro y empezara a hacer cambios. Argentina para casa con el rabo entre las piernas y Alemania a semifinales con una tarjeta que da miedo. Buen juego e Inglaterra y Argentina en la cuneta. Toda una amenaza para España y un aspirante serio a campeón.

0- Argentina: Sergio Romero; Nicolás Ottamendi (Javier Pastore, m.70), Nicolás Burdisso, Martín Demichelis, Gabriel Heinze; Maxi Rodríguez, Javier Mascherano, Ángel di María (Sergio Agüero, m.75); Lionel Messi; Carlos Tévez y Gonzalo Higuain.

4- Alemania: Manuel Neuer; Philipp Lahm, Per Mertesacker, Arne Friedrich, Jerome Boateng (Jansen m.72); Sami Khedira (Kroos m.77), Bastian Schweinsteiger; Thomas Müller (Trochowski, m.84), Mesut Özil, Lukas Podolski; Miroslav Klose

Goles: 0-1, m.3: Müller; 0-2, m.68: Klose; 0-3, m.74: Friedrich; 0-4, m.89: Klose

Árbitro: Ravshan Irmatov (UZB), amonestó a los argentinos Mascherano y Otamendi y al germano Müller.

Incidencias: Encuentro de cuartos de final del Mundial de Sudáfrica disputado en el estadio Green Point de Ciudad del Cabo ante 64.100 espectadores, en presencia de la canciller alemana, Angela Merkel, y del presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma. Antes del encuentro, los capitanes Javier Mascherano y Philipp Lahm leyeron una declaración en contra del racismo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios