Entrevista

Briatore: "Este campeonato está falseado"

  • El jefe de la escudería Renault sueña con una Fórmula 1 con más espectáculo, en la que se hable más de deporte que de política.

El italiano Flavio Briatore, jefe de la escudería Renault, cree que el actual campeonato del mundo está "falseado" por la falta de un reglamento homogéneo para los equipos, y sueña con una Fórmula 1 con más espectáculo, en la que se hable más de deporte que de política. "Unos llevaban KERS, otros no; alguno llevaba el difusor y otros no lo tenían. Por esto es un campeonato un poco caótico, falseado por todas estas cosas", criticó Briatore.

Mientras los Renault languidecen por tercera temporada consecutiva, Brawn GP rentabiliza la ventaja inicial conseguida en parte por los polémicos dobles difusores: con siete victorias en 11 carreras, sus pilotos, el británico Jenson Button y el brasileño Rubens Barrichello, están en posición de jugarse entre ellos el título.

Con vaqueros, camisa corporativa Renault, gafas de sol azules, pelo cano, reloj blanco cegador y modernas zapatillas Puma, el magnate de 59 años es desde hace más de 20 años una de las imágenes más reconocibles de la Fórmula 1. Briatore, gurú del marketing, trasciende lo deportivo y su fama llega a lo económico, a lo social, a la industria del espectáculo. Y eso mismo es lo que quiere para la Fórmula 1, en la que podría sustituir como mandamás en el futuro a Bernie Ecclestone. No es ingeniero y pleitea con ellos para que el "gran circo" deje de centrarse en difusores, embragues y aerodinámica y se hable más de la emoción en la pista, de los pilotos, de estilo de vida y de famosos.

-¿Con qué Fórmula 1 sueña en el futuro?

-Debemos hacerla más apetecible, con más show, pensar en el cliente, que es el público. Debemos mejorar todo, hacer un 'planning' diferente, interesar más a la televisión y al público, tener más energía, más vitalidad, debemos hablar de deporte y no de política. Debemos tener una lucha entre tres o cuatro pilotos que peleen por el Mundial. Debe ser más impredecible.

-¿Y cómo se consigue?

-Se hace con la gente del deporte, hablando en el paddock de deporte y no de política. Se habla demasiado de política y de cosas que no sirven para aumentar el espectáculo.

-De difusores, por ejemplo.

-Sí, la gente no entiende, quiere ver las carreras, a los pilotos, las estrellas, los coches que se adelantan, como las motos, que tienen carreras espectaculares. En la Fórmula 1 es más lo que hablamos que lo que hacemos.

-Las nuevas medidas para 2009 parece que no han dado el resultado esperado, ¿por qué?

-Los ingenieros lo habían resuelto, según ellos, y como de costumbre no ha pasado nada. Hemos gastado mucho dinero para conocer la opinión de estos genios y el resultado es igual que antes. Unos llevaban KERS (sistema de recuperación de energía cinética), otros no, alguno llevaba el difusor y otros no lo tenían. Por esto es un campeonato un poco caótico, falseado por todas estas cosas.

-¿Cuál es el público al que se debe dirigir la Fórmula 1?

-Todos tenemos un coche o dos, y creo que el 'target' debe ser de los 10 años a los 70. Chicos, chicas, hombres, mujeres... Porque en la Fórmula 1 hay de todo: el peligro, la velocidad, las estrellas, estilo de vida, es un espectáculo y dentro hay muchas cosas que hacen de la Fórmula 1 algo verdaderamente especial.

-¿Se trasladará definitivamente el centro de gravedad desde la vieja Europa a Asia?

-Los países importantes tienen sus propias carreras, Luego debemos ir a buscar comercialmente países que tienen más posibilidades para nuestros sponsors. Es normal hacer una investigación de mercado e ir donde hay un seguimiento importante.

-¿Volverá a Estados Unidos?

-Es fundamental.

-¿Se extenderá por Latinoamérica?

-¿Por qué no? La Fórmula 1 es internacional. Lo es importante es la gente que lo ve en la televisión. Son millones de personas, debemos pensar en las televisiones.

-¿Cómo se compatibiliza ahorrar con ser la meca de la tecnología?

-La cima de la tecnología ya lo somos, y no se trata de ahorrar sino de ser más eficientes, de tener un equipo de carreras y no una sociedad de tecnología avanzada. Debemos hacer carreras emocionantes, cambiar la calificación, las carreras, que son un poco largas, estamos preparando un paquete importante para el futuro. Como va ahora no podemos seguir, debemos mejorar, empeorar es difícil.

-¿Cómo vivió el frustrado retorno de Michael Schumacher?

-Lo único positivo del año era su vuelta y algunos equipos se opusieron a que hiciese tests, no tiene sentido. Habría sido fantástico, ha sido muy positivo para la Fórmula 1.

-Usted que lo conoce bien (lo dirigió en sus dos primeros títulos de campeón del mundo, en 1994 y 1995), ¿cree que volverá?

-Si no ha sucedido ahora, no sucederá.

-Usted siempre ha dicho que como italiano o se está con Ferrari o se lucha contra Ferrari. ¿Peleará el año próximo contra Alonso?

-Desde hace dos años me preguntan qué pasará mañana. Cuando tengamos una decisión concreta, dentro de poco, se anunciará. Con Ferrari trabajamos muy bien juntos, tenemos una óptima relación y esperemos que siga así. Es un equipo importante que hay que respetar, ha hecho mucho, pero yo trato de ganarles.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios