Athletic | sevilla · informe técnico

Malas noticias en las áreas

  • Kanoute propició el control y las llegadas al irrumpir incrustado en la media, pero falló ante el gol · Y los centrales mandaron atrás... hasta sus dos decisivos errores

Tras el descanso San Mamés enmudecía, el Sevilla maduraba el partido y parecía que llegaría el 0-1, pero falló con el estoque y lo pagó. Tres jugadores personalizaron el envés y el revés de este deporte: Fazio y Escudé y Kanoute. Tuvieron mucho que ver en que el Sevilla fuera llevando el partido a su terreno... y luego tuvieron mucho que ver en que al final todo acabara en una dolorosa derrota.

Defensa

Y es que los centrales, quienes estaban respondiendo con diligencia a las acometidas de Llorente, lo que se antojaba como una conquista irrenunciable para ganar en San Mamés, cometieron dos fallos puntuales, sí, pero vistosos.

Fazio, al que la rigidez de su corpachón juega a veces malas pasadas, metió mal la pierna ante el centro de Koikili y el balón fue a la jaula de Javi Varas. Fue un gancho al mentón del Sevilla, que reaccionó a medias.

Luego, Escudé cometió otro error de bulto al tirarse al suelo, dentro del área, de forma precipitada, lo que aprovechó De Marco. Antes de esos dos errores, los centrales estaban neutralizando el fútbol directo del Athletic, que sólo hizo daño, en contadas ocasiones, en las faltas indirectas bien botadas por David López hacia las testas de Javi Martínez o Llorente. Caparrós se encomendó a las jugadas a balón parado, frontales o desde las esquinas, pero la contención blanca anduvo fina y Javi Varas fue el primero con sus salidas.

Otra amenaza fue Toquero, que recibió balones largos en la posición de extremo derecho y bien que los puso al corazón del área. También bajo esta amenaza defendió bien la zaga blanca.

Ataque

Los muchos supersticiosos que pululan en el fútbol deben buscar al gafe que anida en el Sevilla: que se lesionen los dos puntas el mismo partido... Pero el contratiempo de Negredo fue una zancadilla de la que se levantó el equipo, ya que Kanoute creó superioridad en el medio, junto a Medel y Rakitic, y el Sevilla se hizo con la pelota. Faltó que Jesús Navas eligiera mejores opciones: centrar en lugar de tirar, o centrar atrás y no arriba.

Virtudes

La media, ahora, agarra el partido por las asas.

Talón de aquiles

Los referidos errores en las áreas, al fin y al cabo técnicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios