Deportes

Molina, con esguince de rodilla, estará unas 5 semanas de baja

  • El delantero béticos tuvo que retirarse sel partido de Copa tras recibir una fuerte entrada por parte del central del Salamanca Moratón.

Comentarios 5

El delantero del Betis Jorge Molina sufre un "esguince de ligamento lateral interno de la rodilla" sin afección del "ligamento cruzado ni del menisco", lo que lo mantendrá "unas cinco semanas de baja si todo marcha bien", ha manifestado el jefe de los servicios médicos del club, Tomás Calero.

Calero ha indicado que "lo único malo es que va acompañado de un fuerte golpe en el hueso", por lo que "hasta que el dolor por ese golpe no pase, no se podrá comenzar la rehabilitación" aunque no ha escondido su alivio por el diagnóstico, ya que se temió una lesión cuando Molina hubo de ser suplido, en el partido de Copa ante el Salamanca.

"El chasquido interno sí nos preocupaba, pero al final ha sido una fuerte contusión ósea. La contusión no es tremendamente importante, así que si en diez días, que es cuando le vamos a hacer otras pruebas, ha bajado mucho, podría bajar el plazo", ha añadido el galeno.

Calero ha manifestado también que "el jugador está contento porque todos tenía en la mente que pudiera estar afectado el cruzado, pero sólo se ha quedado en esa contusión".

Jorge Molina tuvo que retirarse durante el primer periodo tras recibir una fuerte entrada por parte del central del Salamanca Moratón y fue sustituido por Rubén Castro. De esta forma, el delantero tendrá que someterse hoy a unas pruebas para conocer el alcance de la lesión, aunque cabe esperar que pueda ser considerable al haber sentido el futbolista un crujido al recibir el golpe. Tomás Calero, médico del equipo, fue claro al término del encuentro: "Ha sentido un crujido en la rodilla estando en el aire, el lateral interno está tocado y esperemos que se quede en un esguince. Con las pruebas habrá que esperar el diagnóstico definitivo de su lesión". Calero no dudó en dar su opinión a expensas de la evolución del futbolista y de las pruebas a las que será sometido hoy: "Jorge es un tío prudente, serio, no estaba preocupado, aunque le dije que se preparara para un perido de unas cinco semanas por lo menos fuera de los terrenos de juego, aunque espero equivocarme". "Yo también firmaría un mes de baja", aseguraba el médico verdiblanco al respecto de las palabras de Mel sobre la lesión de Jorge Molina.

Con esta baja, el cuadro bético se queda únicamente con Rubén Castro como delantero para los próximos compromisos, con Emana como alternativa para la zona de ataque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios