Deportes

La ex novia de Rubén Castro presentó una segunda denuncia en el hospital tres días después de la primera

  • La joven fue al centro sanitario para denunciar por los mismos hechos al futbolista, lo que dio lugar a otras diligencias judiciales que finalmente fueron acumuladas a las primeras.

Comentarios 6

La joven que denunció al futbolista del Betis Rubén Castro por violación en el juzgado de Violencia contra la Mujer acudió tres días después al hospital para denunciar los mismos hechos, lo que dio lugar a otras diligencias judiciales que finalmente fueron acumuladas a las primeras. Fuentes del caso han informado a Efe de que la joven L.M.P. denunció la supuesta violación ante la Policía el lunes 27 de mayo, por lo que el juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3 le tomó declaración el martes y su forense certificó que presentaba lesiones en la cara pero no indicios de agresión sexual.

El miércoles día 29, la joven acudió al hospital Virgen del Rocío de Sevilla para denunciar de nuevo la violación, por lo que el centro activó el protocolo para estos casos y dio cuenta al juzgado de guardia. El juez de instrucción 14 de Sevilla envió al forense de guardia al hospital para reconocer a la denunciante, pero finalmente no lo hizo al comprobar que los hechos estaban ya siendo investigados por otro juzgado, a quien se remitieron los hechos.

La supuesta violación oral se produjo en la noche del domingo 26 al lunes en un hotel de Sevilla aunque ha sido negada por el futbolista, quien aseguró al juez que ni siquiera mantuvo relaciones con la joven, que había sido su novia en el pasado, ya que tras llegar a la habitación discutió con ella y luego se quedó dormido. El juez de Violencia de Género 3 de Sevilla ha incorporado a la causa las grabaciones de las cuatro cámaras de seguridad del hotel, donde se ve a la denunciante a bordo de su propio coche dejando al futbolista en la puerta del hotel y luego, tras aparcar el vehículo, saludando con normalidad a los recepcionistas.

Además, en dichas grabaciones se ve como, a la mañana siguiente, la mujer salió del hotel y volvió a las 10 horas con su hija de cinco años y estuvo con ella en la habitación que había ocupado con el futbolista hasta las 14:30 horas. La recepcionista que la vio salir declaró al juez además que no vio en la cara y cuello de la denunciante las lesiones que certificó el examen forense posterior.

El futbolista ha sido imputado por el juez de Violencia de Género por un presunto delito de lesiones y otro de agresión sexual, aunque la falta de pruebas llevó a la Fiscalía a no pedir la prisión provisional del acusado, que es lo habitual en estos casos. La denunciante, una chica de 24 años, aseguró además que Rubén Castro la golpeó en una discoteca de la avenida de la Palmera de Sevilla

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios