FC Barcelona-Coosur Real Betis | La previa Un acto de fe en Barcelona

  • El Betis busca la campanada ante el Barça desde una defensa más agresiva y una regularidad en ataque ante el rival más en forma de Europa

  • Niang sigue con los problemas en la espalda, aunque estará en el Palau, adonde los de Curro Segura van "sin miedo y con ambición"

Borg encara a Feldeine durante un entrenamiento en San Pablo. Borg encara a Feldeine durante un entrenamiento en San Pablo.

Borg encara a Feldeine durante un entrenamiento en San Pablo. / Betis Baloncesto

Nunca es fácil visitar el Palau Blaugrana. Llegar con un balance de 2-7 lo hace todavía más complicado para un Coosur Real Betis que, tras dar la cara en Tenerife aunque sin llevarse la victoria, afronta el duelo contra el Barcelona (20:45) con ambición, pero consciente de que ganar sería una gran campanada al superar a un conjunto que llega de barrer al Fenerbahçe en la Euroliga en este mismo escenario.

Hace falta que se conjuguen muchas circunstancias para asaltar una pista que nunca es fácil y le queda mucho por mejorar a la tropa de Curro Segura, a la que parece que le quema el balón en los momentos calientes y que no encuentra la regularidad necesaria en ataque y en defensa para ser un equipo consistente.

Pequeños detalles le han costado más de un tropiezo. En Murcia, tras dominar buena parte del choque, dejó escapar el partido con varios malos ataques al final lastrado por la lesión de Feldeine; la zona del Estudiantes se le atragantó y en Tenerife la tibia defensa de Campbell sobre un Marcelinho que sacó petróleo del bloqueo directo. Toca seguir mejorando y ahora con Ouattara y Harrow en dinámica de grupo cuenta el técnico granadino con nuevas posibilidades, ya que hay jugadores que de momento no están rindiendo lo que se esperaba.

Todo lo contrario que un Ndoye que va a más y que en el Santiago Martín se agigantó. Comienza a ser un foco de atención para el rival y puede hacer sufrir a Brandon Davies, ya que tiene más kilos con los que ganarle la partida por dentro. Eso sí, en defensa necesitará ayuda ante una pareja de baile más móvil y un recuperado para la causa Pustovyi, que tras el ostracismo al que lo abocó Svetislav Pesic parece resurgir con Sarunas Jasikevicius.

Los de Jasikevicius afrontan el duelo tras barrer al Fenerbahçe en la Euroliga por 97-55

Sin embargo, cualquier opción bética pasa por hacer 40 minutos de una gran defensa ante un equipo que es el segundo que más valora de la competición, ya sea dominando el rebote, mediante las asistencias de los Calathes, Heurtel y Bolmaro o la ristra de puntos que tienen en sus manos los azulgrana. La batería perimetral asusta y a este Betis le cuesta defender la línea exterior, permitiendo muchos tiros liberados. Salir enchufado desde el minuto uno, concentrados, y evitar grandes parciales serán claves para tratar de llegar vivos a la recta final e intentar que la moneda salga cara de una vez.

Para ello Feldeine no puede evadirse del choque, sino ser un referente que acompañe a Ndoye por dentro, y Campbell deberá redoblar esfuerzos ante bases de mucha más talla. Ahí Harrow puede hacer daño en el uno contra uno, mientras que Ouattara y Pablo Almazán tendrán la tarea de atar en corto a un todoterreno como Hanga y un tirador como Higgins. Abrines es otro foco de atención por fuera, aunque será Kay quien tenga que vérselas con Mirotic. El australiano no brilla pero es indispensable en este Betis que no tiene en el cuatro otro recambio de garantías. Spires lo pasa mal ante jugadores que se mueven bien por fuera y a Obi, castigado en Tenerife, se le acaban las oportunidades de demostrar que puede hacerse un hueco en la ACB. Sigue viviendo cómodo en la línea de los 6,75 metros en vez de bajar al barro aprovechando sus condiciones físicas, todo lo contrario que el aussie, el mejor reboteador de los verdiblancos que sorprende cortando por la zona para anotar, algo que ningún otro ala-pívot bético copia.

El Barcelona ha perdido dos partidos en lo que va de Liga Endesa, ambos a domicilio sin llegar a los 75 puntos: 82-71 ante el Baskonia y por 77-73 frente al UCAM Murcia. Por tanto, elevar el nivel atrás con una defensa agresiva, todo lo que permitan los colegiados, y ser constante en ataque sin grandes lagunas, son las premisas para que el Coosur trate de asaltar un Palau en el que la pasada campaña le faltó creérselo para darle un susto al Barça. Las derrotas no ayudan a que el Betis crea en una hombrada, pero todas las victorias cuentan igual y es lo mismo sumar en el Palau que hacerlo en Fuenlabrada. Y a los de Curro Segura les faltan victorias en su casillero y la siguiente jornada jugarán una final de esas de las que en el club no quieren oír hablar a estas alturas, a pesar de la importancia de esa cita contra el Bilbao.

Queda para ello y antes hay que hacer acto de presencia en el Palau. Sólo en Manresa y en el estreno ante el Joventut, al que los verdiblancos casi llegaban en plena pretemporada aún, no ha competido este Betis que, sin embargo, se vuelve frágil en momentos puntuales para perder en un par de minutos todo lo bueno que hace antes. Le pasó también contra el Real Madrid con la ristra de antideportivas y técnicas, pero al final, como dijo Juanma Rodríguez en este periódico, "esto va de ganar" y al Betis le faltan triunfos en sus cuentas. No es Barcelona la plaza más propicia para recuperar las victorias que se quedaron en el camino, pero hay que aprovechar cada oportunidad y morder, si te dejan, llegando como un lobo con piel de cordero. Cuestión de fe..., y acierto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios