Coosur Real Betis

Un plan a fuego lento

  • La dirección deportiva busca dar pasos seguros en cuanto a la confección de la plantilla aunque ello conlleve invertir más tiempo en los fichajes

Albert Oliver, durante las ventanas con la selección. Albert Oliver, durante las ventanas con la selección.

Albert Oliver, durante las ventanas con la selección. / FEB

Sin prisa, pero también sin pausa. La planificación deportiva del Coosur Real Betis avanza a pasos lentos, pero lo más seguros posibles. Mientras que el resto de competidores anda sumido en una vorágine de incorporaciones, con la llegada del mercado de tanteo como uno de sus puntos álgidos, en el club intentan de mantener la calma para poner en manos de Curro Segura la plantilla más competitiva posible de cara a la próxima temporada. "Aún es pronto en el mercado", reconocía el técnico granadino, quien trataba de transmitir la calma que le llega desde la dirección deportiva ante los medios de comunicación en su última comparecencia pública. "Hay que tener paciencia para encontrar buenos nombres", apuntillaba en una evidente llamada a la paciencia del aficionado.

Hasta el momento, de hecho, sólo son dos las incorporaciones realizadas por el club bético de cara al próximo curso, A. J. Slaughter y Albert Oliver, que se unen a Pablo Almazán, Tobias Borg y Rinald Malmanis, los tres que continúan de la plantilla que arrolló en la LEB Oro. Un total de cinco jugadores, menos de la mitad de la plantilla definitiva.

El marco actual, además, es totalmente opuesto al del pasado curso. Tras el descenso, el Betis era uno de esos destinos que jugadores y agentes entendían como un plaza que lucharía por los puestos altos de la clasificación casi con total seguridad, ya no sólo por nombre, también por músculo económico en comparación a los demás competidores. Un papel diferente se vive en las oficinas ahora. Este verano las tornas han cambiado y la dirección deportiva ha visto cómo ofertas, a priori bastante interesantes a nivel económico, eran rechazadas por los jugadores, pendientes de movimientos de alguno de los once clubes que disputarán la próxima campaña competición europea.

Pese a todo, saben en San Pablo que las prisas no son buenas compañeras y confían en continuar dando pasos hacia delante en cuanto a la conformación de la plantilla en los próximos días. Es el tema de los cupos de formación una de las mayores preocupaciones ahora, algo que quedará finiquitado en el momento en el que Nacho Martín, que tiene una oferta sobre la mesa para la próxima temporada para continuar su carrera en Sevilla una vez que salió del Tecnyconta Zaragoza, o Niang, que debe finiquitar su vinculación contractual antes con el Iberostar Tenerife, o los dos, confirmen su llegada a la entidad bética.

Una vez ese capítulo quede cerrado, será el momento de completar el puzle del roster. Una tarea para la que ya han puesto algunas líneas maestras sobre las que trabajar. Por ejemplo, la idea que maneja la dirección deportiva en estos momentos es la de encontrar un base americano que comparta minutos con Albert Oliver en la dirección del juego. La otra plaza de extracomunitario será un comodín que se gastará en función del mercado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios