Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Waterpolo | Primera Nacional El reloj, otro rival nazareno

  • El Dos Hermanas busca un triunfo que active sus opciones de salvación

El jugador del Dos Hermanas Azaña busca un pase. El jugador del Dos Hermanas Azaña busca un pase.

El jugador del Dos Hermanas Azaña busca un pase. / Juan Carlos Muñoz

La decimosexta jornada de competición en Primera Nacional masculina de waterpolo se prevé clave para los equipos sevillanos, que continúan en plena batalla por la permanencia en la categoría. Mientras que el Dos Hermanas buscará sorprender en casa del Claret Askartza, el Waterpolo Sevilla-Grupo Ceres tratará de dar la campanada ante el Molins de Rei.

Siete partidos le restan al C.W. Dos Hermanas para intentar evitar el descenso en la Primera Nacional, categoría de plata nacional masculina, en la que es colista con sólo una victoria y tres puntos en los 15 encuentros disputados hasta la fecha. Su próximo compromiso lo lleva este fin de semana hasta la localidad vizcaína de Leioa, donde le esperará a partir de las 18:00 horas el Claret Askartza, sexto clasificado y dirigido curiosamente por el ex jugador nazareno Javier Cortés.

Ni que decir tiene que el equipo sevillano necesita el triunfo para mantener sus opciones, para lo que tendrá que dejar atrás los sinsabores de las jornadas precedentes, comenzando por la derrota de la última jornada en Montequinto ante el C.N. Granollers (6-18). Y es que nueve son los puntos que lo separan del abismo en la previa de la decimosexta jornada de Primera Nacional, en la que sin duda está pagando la juventud de su renovada plantilla.

Carlos Jiménez, entrenador del conjunto nazareno, se mantiene sólido en su discurso en la antesala del partido en tierras vascas. "Seguimos creyendo y trabajando para mejorar en las cosas que fallamos. Esperemos sacar un buen partido y llegar ajustados al final de este para poder optar a los puntos", comenta en la previa el técnico de un Dos Hermanas que en la primera vuelta cedía en su piscina ante el Askartza por 9-13 en choque disputado a finales de noviembre que se decidía en el último cuarto, iniciado con 7-9 en el marcador.

Por su parte, el Waterpolo Sevilla-Grupo Ceres afronta este fin de semana un duro examen en su partido correspondiente a la decimosexta jornada de Primera Nacional masculina. Y es que por segunda jornada consecutiva vuelve a hacer las maletas para enfrentarse, en este caso en tierras catalanas, al segundo clasificado, el C.N. Molins de Rei Sintagmia, en clara progresión en la segunda vuelta y firme aspirante a recuperar la plaza perdida el pasado curso en la División de Honor.

El equipo sevillano, undécimo y penúltimo clasificado, intentará dar la sorpresa ante los barceloneses, que acumulan seis victorias consecutivas, para arañar alguno de los puntos en juego en partido programado a partir de las 13:00 horas. El objetivo no es otro que emular el choque jugado en la primera vuelta en Hytasa, cuando los del barrio del Cerro del Águila lograron un valioso empate (8-8) tantos en la quinta jornada, disputada a finales del mes de noviembre.

Diez partidos después, los hispalenses se encuentran instalados en una delicada situación clasificatoria tras ser incapaces de traducir en resultados la progresión experimentada por su prometedora plantilla. La pasada jornada, sin ir más lejos, caían 14-8 en la piscina de La Latina, al que llegaron a cercar en el tercer cuarto (6-5), aunque sin recompensa final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios