Paro registrado y afiliación a la Seguridad Social Andalucía sale del estado de alarma con un mayo de récord en lo laboral

  • Registra 28.600 parados menos en mayo y 33.800 afiliados más a la Seguridad Social gracias al tirón de la hostelería

  • Los trabajadores en ERTE bajan a 70.600 pero los autónomos en cese suben a 96.400

Un camarero en la puerta de un bar

Un camarero en la puerta de un bar / Julio González

La hostelería y en general el sector servicios han propiciado un mes de mayo de récord en Andalucía. En el mes en el que España abandonó el estado de alarma, la comunidad registró 28.561 parados menos, hasta 955.936, y 33.768 afiliados más a la Seguridad Social, hasta 3.151.085. En ambos casos estamos ante las mejores cifras de la serie estadística en un mes de mayo y las más positivas desde abril de 2019 (en el caso de la afiliación) y desde abril de 2017 (en el del paro). Pese a ello, la evolución en términos porcentuales es ligeramente peor que la española (solo ligeramente), quizás porque la agricultura no ha acompañado por el agotamiento que ya muestran las diferentes campañas.

Esto se refleja a nivel provincial. Las costeras Cádiz y Málaga lideran la caída del paro y la subida afiliación, mientras que en Almería el desempleo sube, en Huelva la afiliación a la Seguridad Social se queda plana (baja en nueve personas) y en Jaén solamente sube de forma leve.

Se refleja también a nivel sectorial. Dos de cada tres personas que dejan de ser paradas (19.794) provienen del sector servicios y un número muy significativo (3.881) pertenece al colectivo sin empleo anterior, lo que quiere decir que los jóvenes, los que más han sufrido durante la crisis, comienzan a encontrar un resquicio para lograr el objetivo de un puesto de trabajo.

En lo que respecta a la afiliación, en el régimen general (es decir, excluyendo a los autónomos) solo la hostelería suma 14.566 afiliados más a la Seguridad Social, poco menos que la mitad del avance total en Andalucía. La segunda actividad en pujanza, la construcción, se queda bastante lejos, al contabilizar 4.747 cotizantes nuevos. Ya a más distancia están administración pública y actividades sanitarias, que avanzan en el entorno de los 2.000 afiliados. El sector que más cae, como era previsible, es la agricultura, que registra 4.103 empleos menos, un número que previsiblemente será aún mayor en el mes de junio.

El buen mes de mayo en lo laboral no debe ocultar que aún hay una buena parte de afiliados que están en una especie de limbo y que no están trabajando de forma efectiva. Los trabajadores en ERTE son en Andalucía 70.665, 14.300 menos que en abril, de los cuales 46.633 están en ERTE total y 24.032 con un paro parcial. Los autónomos que reciben algún tipo de prestación por cese de actividad se elevan a 96.391, 566 más que en abril. Su número es ya bastante superior al de los afectados por ERTE.

Eso significa que aún hay 134.024 personas, entre afectados por ERTE y autónomos, que no están trabajando de forma efectiva, lo que elevaría a 1.089.960 el número de personas paradas y a 3.017.061 los afiliados a la Seguridad Social.

En un año, desde mayo de 2020, el dibujo deja claro que Andalucía está lejos de superar la crisis. Baste un dato: en mayo de 2020 había 207.974 parados más que el año anterior y en mayo de 2021 sólo hay 13.151 menos. Aun quedan por limar algo menos de 200.000, nada menos. La afiliación va algo mejor, pero los puestos de trabajo creados (159.222) aún no compensan los destruidos (193.847). Todavía hay 34.627 afiliados menos a la Seguridad Social que en mayo de 2019.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios