Economía

Octubre deja 23.759 parados más en Andalucía

  • Este incremento del 3,11% respecto al mes anterior sitúa el total de desempleados en 787.114.

  • La región aporta uno de cada cuatro parados a nivel nacional

  • La afiliación a la Seguridad Social sube en 25.029 personas.

Una camarera atiende a los clientes en un chiringuito Una camarera atiende a los clientes en un chiringuito

Una camarera atiende a los clientes en un chiringuito / Archivo

Dada la altísima tasa de temporalidad –con las actividades turísticas y agrarias como termómetros– es lógico que un mes Andalucía lidere la caída del paro en España y otro el alza. En el mes de octubre ha tocado lo segundo. Según los datos del Ministerio de Empleo, el desempleo se elevó en 23.759 personas en la región respecto a septiembre, hasta 787.114. Uno de cada cuatro nuevos parados en el mes de octubre fue andaluz, en la que es la mayor subida desde 2012, precisamente el peor año de la crisis.

Como suele suceder en octubre, la afiliación registra un comportamiento opuesto, es decir, se incrementa. Eso quiere decir que se crea empleo, pero, por diferentes razones, eso no se traduce en una reducción del paro. Puede ser porque se haya trabajado en el mes pero en último día la persona figure como desempleada; o porque una persona joven se apunta al paro para buscar su primer empleo. Dicho en términos económicos, la demanda aumenta más que la oferta.La afiliación, pues, se eleva en 25.029 personas, hasta situarse en 3.133.632, y es con grandísima diferencia la educación la que tira del empleo. Hasta el punto de que nada menos que 32.032 se incorporaron en Andalucía a este sector en el mes de octubre, más que la subida total del número de cotizantes. De no ser por los profesores interinos que dejan de trabajar en verano y lo vuelven a hacer después habría habido destrucción de empleo. En muchos casos, lo hacen con contratos muy cortos, por lo que tiene lógica que en el último día del mes figuren como parados.

La evolución mensual y anual de desempleo y afiliación indican una clara desaceleración

Ese tirón es el que amortigua, por ejemplo, el bajón de la hostelería, que se deja 16.060 empleos. En ello tiene bastante que ver que, por ejemplo, Cádiz sea la segunda provincia donde más sube el paro en octubre (6.736) y muy cerca se sitúa Málaga (6.076).

Pero es la agricultura la que, pese a que crece en empleo, determina que estemos ante el peor octubre para la afiliación desde 2014. Los 13.891 nuevos trabajadores agrarios pueden parecer muchos, pero no lo son tanto. Primero, son muchos menos que los 20.336 de 2018 y hay que remontarse a 2013 para encontrar un dato peor. También hay algún oasis, como Almería, única provincia donde se reduce el paro en la región.

Evolución anual

En la evolución anual (de octubre de 2018 a octubre de 2019) todavía baja el paro y sube la afiliación, pero a bastante menor ritmo. Andalucía reduce el desempleo en 28.338 personas, la peor cifra desde 2015. El punto álgido de la recuperación se alcanzó en 2016, con 89.393 parados menos. Desde entonces la línea es claramente descendente.

En afiliación, también estamos ante el menor crecimiento en octubre desde 2015 y el más bajo en cualquier mes desde noviembre de 2018. Aun así, los 85.573 afiliados más a la Seguridad Social suponen una cifra muy apreciable, que indican una clara ralentización pero no una hecatombe.

En España, el número de desempleados aumentó en octubre en 97.948, hasta 3.177.659 el mayor incremento desde 2012, mientras que el empleo creció en 106.541, lo que dejó el número de ocupados rozando el máximo logrado el pasado mes julio (19,53 millones). En el último año, el paro ha disminuido en 77.044, la reducción interanual más contenida desde 2013, en tanto que la afiliación ha aumentado en 436.920 (2,3% más), el menor incremento del número de empleados desde principios de 2014. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios