Crisis del coronavirus

La aeronáutica andaluza se agarra ahora a los aviones militares

  • El presidente de Andalucía Aerospace afirma que la pandemia global ha dado la vuelta a la industria y los programa de Defensa son los que en estos momentos proporcionan "certidumbre".

  • Cree que hay que salvar las empresas y "proteger el talento" y a los empleados formados.

  • El empleo y la facturación del sector andaluz está más ligado a aviones como el A400M o el C-295 que a los civiles.

  • La industria aeronáutica andaluza lanza un mensaje de fortaleza y unidad

El presidente de Andalucía Aerospace, Antonio Gómez Guillamón. El presidente de Andalucía Aerospace, Antonio Gómez Guillamón.

El presidente de Andalucía Aerospace, Antonio Gómez Guillamón. / M. G.

El presidente del clúster Andalucía Aerospace, Antonio Gómez-Guillamón, participó esta mañana en un foro digital organizado por la Cámara de Comercio de Sevilla, en la que se extrajo como principal conclusión que los aviones de Defensa como el A400M o el C-295, que se ensamblan en Sevilla y mantienen a gran parte de las empresas de la cadena de suministro de la comunidad, son en estos momentos la gran esperanza a la que se agarra el sector aeronáutico andaluz.

"El mundo se ha dado la vuelta. Resulta que el segmento de aviones militares es el asa al que nos estamos agarrando todos porque nos está planteando certidumbre. Al menos sabemos que hay contratos en marcha y que hay que entregar los aviones en determinadas fechas", afirmó Gómez-Guillamón.

Efectos del Covid-19

La situación es paradójica porque justo antes del inicio de la pandemia, el sector de Defensa estaba "languideciendo", con problemas de coste y falta de pedidos, frente a un sector civil con un futuro luminoso.

Incluso Airbus anunció un Expediente de Regulación de Empleo ordinario para su división Defence and Space, tan sólo unas semanas antes de las explosión del Covid-19.

"La situación del segmento de aviones comerciales es terrible. En abril, el 70% de la flota aérea mundial estaba paralizada y en Europa, era el 97%", indicó el presidente del clúster, como ejemplo de cómo se ha volteado la situación en esta industria totalmente globalizada.

Hay que tener en cuenta que el sector aeronáutico andaluz depende mayoritariamente, por tradición y tecnología, de los programas militares, por lo que la afectación de la gigantesca crisis que sufre la aviación será algo más atenuada en la región, pues aviones hasta ahora en entredicho como el A400M o el C-295, que están realizando numerosas misiones de transporte de material sanitario en aquellos países que como España que disponen de unidades en servicio, aportarán "estabilidad a corto y medio plazo".

Futuro a medio plazo

Gómez-Guillamón quiso ser positivo dentro de la fatídica situación actual y aseguró que la crisis ha cogido al sector andaluz bastante unido, tanto a través del propio clúster al que represente como por las propias interrelaciones de las empresas entre sí, sobre todo en el eje Sevilla-Cádiz.

Eso sí, pidió a las administraciones ayudas rápidas y directas para salvar la industria. "Hay que salvar a las empresas y proteger el talento, a los empleados ya formados", setenció.

Aunque también dijo que está bastante claro que el sector y la economía en general van a sufrir dos años bastante malos.

Igualmente afirmó que está convencido de que la gente seguirá volando en un "mundo cada vez más pequeño".

Aunque en cualquier escenario puede tardarse una década en recuperar la situación que mostraban las fabulosas previsiones que se planteaban para la aviación en febrero, cuando se pronosticaba un necesidad de 22.000 aviones hasta 2030.

La nueva competencia de China

Gómez-Guillamón también aseguró que cree que a Airbus le ha llegado la crisis en un mejor momento que a Boeing, que ya tenía severos problemas con su 737 MAX, inmobilizados en tierra desde el pasado otoño.

Aunque el riesgo está en que China aproveche esta situación para romper la hegemonía de estas dos empresas con sus propios aviones y limite su uso en su inmenso territorio, cuyas elevadas cifras de transporte aéreo es vital para el negocio mundial.

Por eso el presidente de Andalucía Aerospace pidió una Europa cada vez más unida, que pueda mantener su capacidad tecnológica, que aún tiene años de ventaja sobre los países que quieren convertirse en nuevos competidores, gracias a la colaboración entre países.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero, también requirió una respuesta firme desde los diferentes gobiernos. "Las distintas administraciones tienen que ayudar a que las empresas puedan seguir creando riqueza y empleo", aseguró, tras insistir que el sector aeroespacial es "fundamental" para la economía andaluza por su elevada facturación y empleo de calidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios