Puerta de los Palos

Una consejera sin complejos

  • Patricia del Pozo anuncia la recuperación de la comisión mixta entre la Junta y la Iglesia que restauró muchos templos en tiempos de Pepote y Chaves. Del asombroso Cristo de la Conversión, la modernización del Consejo y otros asuntos... 

La consejera Patricia del Pozo La consejera Patricia del Pozo

La consejera Patricia del Pozo / Belén Vargas (Sevilla)

Patricia del Pozo, Patripó para los allegados, se ha consagrado sin complejos al cultivo del voto morado. Anuncia que está dispuesta a cuidar a las cofradías. No es que tenga mucho presupuesto como para reeditar aquel urbanismo morado que inventaron en su día los socialistas Monteseirín, Celis y Marchena, pero está a punto de sacar 700.000 euros a repartir entre proyectos de conservación del patrimonio de las hermandades.

Quién sabe si el todopoderoso consejero de Presidencia, Elías Bendodo, y el simpático Juan Bravo, consejero de Hacienda, aumentan para el próximo año los recursos de la Consejería de Cultura y Patrimonio, sobre todo cuando se den cuenta de que la religiosidad popular vertebra Andalucía como muy pocos factores tienen capacidad para hacerlo. Patricia del Pozo dice que apoya a las cofradías. Y lo afirma “sin tapujos”, como ella misma recalca a la mínima oportunidad.

Ha anunciado la recuperación de la comisión mixta entre la Iglesia Católica y la Junta de Andalucía, aquel instrumento de trabajo que se creó en tiempos de Pepote Rodríguez de la Borbolla y don Carlos Amigo, quien contaba con el padre Peinado para esos menesteres. Su constitución está publicada en el BOJA. Aquella mesa de trabajo dio muy buenos frutos. Se decía con guasa que nunca tantas iglesias fueron restauradas por los rojos como en aquellos años. Con los socialistas de entonces se podía hablar. El partido no estaba radicalizado como hoy. Ahora Juan Espadas (“mi Juan” para el teniente Cabrera) es de los poquitos que encarnan aquel espíritu. La consejera metió el dedo en el ojo de Susana Díaz el otro día, cuando denunció que ignoraba las razones por las que la Junta ha estado tantos años de espaldas a las hermandades. ¿Y tú me lo preguntas, Patripó?

Chaves llegó a dar el primer golpe de gubia de la talla de un paso y se hartó también de restaurar iglesias, pero Susana no pasó de pegar el mangazo de balcón en la entrada de la Esperanza de Triana. Y poco más, salvo que anotemos como logros las fotos con varas y las apariciones por la aldea del Rocío en horario de máxima audiencia, por supuesto. Al humo de las velas de su mandato, Díaz quiso hacerse una foto con todos los presidentes de los consejos de hermandades de Andalucía en la preciosa capilla de San Telmo, cosa que Moreno ha hecho, en cambio, en sus primeros días. ¿La derecha de verdad despierta? Quién sabe. No por regar dinero se ganan votos, pero sí se establecen prioridades con claridad y sin ambigüedades.

El Cristo de la Conversión El Cristo de la Conversión

El Cristo de la Conversión / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

La ternura de Dios

Qué regalo nos ha hecho la Hermandad del Montserrat estos días al mantener al Señor como si estuviera en besapiés con la imagen de María Magdalena a sus pies. Pocos rostros expresan con mayor calidez la mansa y tierna mirada de Cristo en la cruz. Estando tan alto, siendo tan fuerte y poderoso, el Señor de la Conversión derrama sus ojos de manso cordero sobre los fieles que le rezan. El besapiés, como lo fue aquel vía crucis del pasado primer lunes de cuaresma, ha sido un obsequio, una oportunidad para descubrir de cerca, para sentir más próxima, la mirada de uno de los grandes crucificados andaluces. Estamos acostumbrados a su contemplación en el mástil de su cruz, donde se nos aparece lejano, grandioso pero inaccesible, ese Gran Poder crucificado que se escapa siempre por Molviedro a la búsqueda de la posada que es la arboleda de la Magdalena. Siempre lo vemos con prisas, con el cuerpo ahormado de la tarde del Viernes Santo, con la cornetería de las Tres Caídas que evoca la gloria de la madrugada ya superada. Siempre tan acompañado en su alfombra de claveles rojos. Y qué lujo verle ahora casi a solas, tan fuerte y vulnerable al mismo tiempo, sufriendo y generando paz a la vez, tan manso y poderoso. Cuando crees que los sabes todo de Semana Santa, llega esta mirada tierna, cautivadora y que estremece el corazón más gélido. Estaba siempre tan alto, tan erguido y tan distante cuando de pronto se nos aparece tan humano sin dejar de ser divino, tan niño sin dejar de ser un varón. Cuánta tierna majestad en su mirada.

El sorteo de la adjudicación de sillas libres de la carrera oficial El sorteo de la adjudicación de sillas libres de la carrera oficial

El sorteo de la adjudicación de sillas libres de la carrera oficial / Antonio Pizarro (Sevilla)

La modernización del Consejo

Una mujer pisará la luna, pero seguiremos sin ver las cuentas del Consejo. Conocimos un Papa polaco, uno alemán y otro argentino, pero continuaremos sin una relación detallada de gastos e ingresos. José Joaquín Gallardo dejó el Colegio de Abogados, España ganó un mundial y dos eurocopas, pero todavía no perdemos la esperaza de tener por escrito los movimientos económicos del Consejo. Ahora se anuncia la opción de pagar las sillas por la vía digital. ¡Albricias! Eso es un pequeño paso para el equipo de tesorería y un gran paso para toda la ciudad. La derecha gobierna Andalucía tras casi 40 años, pero no tenemos las cuentas del Consejo de Cofradías. ¿Para cuándo? Porque mejor nos olvidamos del estadillo aquel que nos quisieron vender como cuentas del Consejo. Mejor, mejor que no lo saquemos, ¿verdad?

Sobre Álvarez Duarte

Con la capacidad de reacción de un periodista muy curtido, José Joaquín León ha sacado una nueva edición de su biografía de Luis Álvarez Duarte (1949-2019). El niño imaginero se presenta como una obra actualizada. “La memoria y la biografía definitiva del escultor que cerró la época dorada de la imaginería contemporánea”. Lo tienen ya a la venta. Editado por la firma Almuzara.

Sagrada Mortaja

No se pierdan la restauración de la imagen primitiva de la Piedad, de la que hablaba Bermejo a finales del siglo XIX. El grupo escultórico ha sido restaurado por Juan Manuel Miñarro. Se trata de esculturas de barro cocido que están en el origen de la cofradía. No responden a los gustos estéticos actuales, lo que para muchos las hace todavía más atractivas. En el último boletín de la cofradía se publica un reportaje sobre el minucioso trabajo de Miñarro.

Otro pelotazo

La Macarena ya tiene pintor para 2020. Se trata de Miky Leal (Sevilla, 1974), un artista que cultiva el ate contemporáneo al que no es ajeno el mundo de la religiosidad popular. El asesor artístico de la cofradía, Ricardo Suárez, está siendo cada vez más innovador y arriesgado. José Antonio Fernández Cabrero como hermano mayor continúa el espléndido enriquecimiento de la pinacoteca de la cofradía, donde se pueden contemplar carteles de Laffón, Mauri, Cuervo, Pérez Villalta, etcétera. Solo un entidad privada como la Real Maestranza puede presumir de tan alto nivel de obra.

Oído en el Jueves Santo

“Cuando te dije que el cura andaba mosca no te equivoqué. Era cuestión de paciencia. Tú sabes que yo defiendo que el que sale de caza debe tener protegida la espalda. El que critica los veladores no se debe sentar en uno sin licencia. Hay que ser consecuentes. Y humildes. Te seguiré contando”.

El lagarto de la Catedral: "Mi querido y siempre inquieto Fiscal. Te reconozco que el lapsus del presidente de la Junta en la exposición de Montañés al saludar al arzobispo como Juan José Cortés en lugar de Juan José Asenjo fue gracioso. ¡No, don Juan José no se lo tomó mal! Ni mucho menos"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios