Elecciones municipales 2019 Lemas de ayer para partidos de hoy

  • Cs y Vox usan leyenda de marca

  • El PP afina con su cuarto eslogan

  • El del PSOE llama la atención por optimista y también trabajado

Lemas de ayer para partidos de hoy Lemas de ayer para partidos de hoy

Lemas de ayer para partidos de hoy

Todo está inventado. O eso parece. Los lemas de campaña electoral se repiten a lo largo de los años e incluso se intercambian como cromos entre partidos. Debe ser una tarea complicada elegir un eslogan que de verdad motive al electorado. Pocos han dejado la huella que en 1991 marcó el andalucista Alejandro Rojas-Marcos con su Amo Sevilla, sin duda uno de los mejores productos de marketing político que se recuerdan.

Alejandro Rojas Marcos, presentando su campaña Amo Sevilla en un taxi. Alejandro Rojas Marcos, presentando su campaña Amo Sevilla en un taxi.

Alejandro Rojas Marcos, presentando su campaña Amo Sevilla en un taxi.

Se cuenta la anécdota de que era tan bueno que la socialista Carmen Hermosín, esposa del entonces candidato del PSOE a la Alcaldía de Sevilla, aplaudió la idea a rabiar pensando que era un lema institucional. El PA fue desvelándolo poco a poco, como se hace ahora con las grandes campañas comerciales, creando expectativas. Y prueba de su éxito es que se reeditó durante dos campañas más: en 1995 llegó el Amo Sevilla, barrio a barrio; en 1999, fue Amo Sevilla más que nunca. El despliegue de las campañas andalucistas no tenía precedentes: cabalgatas, globos aerostáticos y una mascota, Paco, un corazón animado. Y ya en 2003 el eslogan se fue descafeinando, como el partido, y cambió el amo por un Quiero la Sevilla que tu quieres.

El corazón, aunque sin manos ni pies, ha vuelto a la escena electoral andaluza de la mano del PSOE, con otro sentido y otra estética pero que busca el mismo impacto. El más optimista y, sin duda, el lema y la imagen más llamativa y trabajada de esta campaña. El equipo de Juan Espadas ha optado gráficamente por el corazón, que en las generales ya fue marca también del PSOE, pero adaptado a la ciudad y al proyecto del candidato. Se dibuja con trazos de madeja (símbolo de la ciudad) y en cuatro colores que simbolizan los pilares del programa de gobierno de socialista. La finalidad, según cuentan en su equipo de campaña, era huir del cariz comercial y cuantitativo que predomina: el más y más que vienen repitiéndose en las campañas desde 2007.

El Tú&yo que precede al corazón y a la palabra Sevilla es ejemplo, para el PP, de una campaña personalista donde el candidato se pone por encima de todo. Un sentido muy distinto al que le dan en el PSOE, donde explican que la intención de tú es huir del nosotros, que es la colectividad sin nombre y que separa a la gente dejando fuera a unos y dentro a otros. El tú, para los socialistas, es el máximo nivel de personalización. “El lema da tanto protagonismo a la gente, una a una, como al candidato, es el colmo de la colectividad. Tú y yo diseñamos, transformamos, construimos, soñamos, hacemos... y amamos Sevilla”, comentan, mientras en la oposición se sigue viendo como un eslogan egocéntrico.

Cartel de campaña de Beltrán Pérez. Cartel de campaña de Beltrán Pérez.

Cartel de campaña de Beltrán Pérez.

El PP prefiere invocar el “nosotros”. Beltrán Pérez ha optado desde el inicio de su carrera hacia la Alcaldía (fue elegido candidato en marzo de 2018) por apoyarse en el equipo.

Entre cuitas internas, el PP en el Ayuntamiento de Sevilla confió en él para renovar la estrategia de recuperación de la Alcaldía. Sevilla es más fue su primer lema, ambicioso y para marcar un nuevo liderazgo dentro y fuera del partido. Se lanzó en noviembre de 2007 y, cinco meses después, siendo ya alcaldable Pérez se transformó en el Sevilla por encima de todo, de nuevo la ciudad sobre el partido, sus crisis y sus nombres. Curiosamente Ciudadanos presentó casi al mismo tiempo uno muy similar y hubo conflicto. El pasado mes de enero, tras las elecciones autonómicas, el PP quiso pisar ya el acelerador con un Sevilla merece más. Ese término, que ya se usó en 2007 por parte del PSOE (Haremos más) y también en 2015 por el PP de Zoido (Sevilla, aún más) es crítico, incluso autocrítico. Y se suele lanzar cuando la confianza del electorado empieza a perderse. Pero, en cuatro meses, el PP ha desechado ese lema y ha optado por Sevilla merece el cambio, un valor más seguro y presente ya en el Gobierno de la Junta.

Cartel de Adelante Sevilla. Cartel de Adelante Sevilla.

Cartel de Adelante Sevilla.

Son mensajes en positivo, tanto el del PSOE, además optimista, como el del PP. Mientras que el elegido por la coalición de izquierdas, Adelante Sevilla, siembra futuro. Susana Serrano explica que la idea surgió después del 8-M: “Estuvimos atentas a lo que la gente decía y la palabra esperanza estaba continuamente presente, es femenina, de color verde como nuestro logo y a eso le sumamos el hecho de apelar a la ciudadanía en su capacidad política de cambiar las cosas, por eso les decimos que está en sus manos, con su voto, la posibilidad de hacer una Sevilla mejor”.

Más o menos conseguido, el objetivo de Adelante Sevilla es englobar en un lema todos los valores que se suman en esta confluencia de los partidos de izquierdas.

El recurso de apelar al votante, para que sea él quien decida, es una constante que se ha repetido a lo largo de la historia de la democracia en las campañas de la izquierda. Gobierna Sevilla (2007), Tu voz, tu gente, tu propuesta (2003), Trabajamos por ti (1999), Vota por lo que tú quieres (1991). En 2011 hubo un conflicto entre socialistas y populares con eslóganes muy parecidos donde se apuntaba al electorado y se le decía “tú decides”. También son recurrentes el Contigo y el Ahora que se han intercambiado en distintas épocas las formaciones.

Álvaro Pimentel, en la pegada de sus carteles. Álvaro Pimentel, en la pegada de sus carteles.

Álvaro Pimentel, en la pegada de sus carteles.

Ciudadanos y Vox, en estas elecciones municipales, han optado por asumir los eslóganes de sus partidos a nivel nacional. No hay personalización para dos alcaldables muy anónimos que sumarán los votos que lleguen por su marca. El partido naranja opta por un escueto Vamos seguido del nombre de la ciudad. Y Vox prima sus siglas, tres letras con las que se juega para dar Voz a la ciudad en cuestión.

Queda poco por inventar. Juntos Podemos fue antes un eslogan de la Falange.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios