Cataluña

El Gobierno cambia el nombre al Aeropuerto del Prat y 'rehabilita' a Companys, pero la Generalitat ve los acuerdos "estéticos"

  • El Ejecutivo decide añadir al Aeropuerto del Prat el nombre de Josep Tarradellas y aprueba una declaración de rechazo a la condena a muerte de Lluis Companys.

  • La consejera de Presidencia catalana desdeña los acuerdos "sectoriales y estéticos" del Consejo de Ministros, por los que cree que no merecía la pena desplazar a todo el Gobierno hasta Barcelona.

Elsa Artadi. Elsa Artadi.

Elsa Artadi. / Europa Press

Comentarios 1

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha señalado este viernes que el cambio de la denominación oficial del aeropuerto del Prat, que pasará a incluir el nombre de Josep Tarradellas, ha sido comunicado tanto a la Generalitat como a los municipios que puedan verse afectados y a la familia del que fuera presidente catalán, y considera que existe "un nivel de acuerdo razonable" para el cambio.

La portavoz respondía así a las críticas a esa decisión por parte del portavoz de JxCat en el Parlament, Albert Batet, quien ha criticado la decisión tildándola de unilateral.

El aeropuerto del Prat cambiará así su denominación incluyendo el nombre de Josep Tarradellas, presidente de la Generalitat en el exilio y cuya legitimidad restableció el primer Gobierno de Adolfo Suárez. Celaá señala que ahora, con este gesto "se reconoce la figura del presidente".

Aprobada una declaración de rechazo a la condena a muerte de Companys

Por otra parte, el Consejo de Ministros ha aprobado una declaración en la que rechaza y condena el consejo de guerra que en 1940 condenó a muerte al presidente de la Generalitat Lluis Companys. En dicha declaración, el Ejecutivo proclama además su reconocimiento y la restitución de la dignidad de Companys como presidente de la Generalitat, como ha apuntado Isabel Celaá.

En la declaración, el Gobierno explica que atiende a la trayectoria vital y política de Companys, a las "ominosas circunstancias" de su muerte y a las distintas iniciativas que reclaman su reparación y reconocimiento. Y por eso firma esta declaración de "reparación y reconocimiento personal en favor de don Lluís Companys I Jover", por la que se rechaza y condena el consejo de guerra que decidió su ejecución y proclama "pública y solemnemente el reconocimiento y restitución de la plena dignidad" del dirigente político.

La Ley de Memoria Histórica ya declaró la ilegitimidad de las condenas de los tribunales durante la Guerra Civil, y el Congreso aprobó en septiembre una iniciativa por la que declaraba nula la sentencia por la que Companys fue ejecutado. En cuanto a la nulidad del juicio que condenó a Companys, Batet ha explicado que requiere previsión normativa y legal y ha recordado que en estos momentos está contemplada la propuesta en una proposición de ley que ya se tramita en el Congreso.

Además, el Gobierno ha anunciado la creación de una comisión de trabajo para la rehabilitación de siete científicos de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales sancionados durante la Guerra Civil.

La Generalitat desdeña los acuerdos "estéticos" del Consejo de Ministros

La consejera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, ha desdeñado los acuerdos "sectoriales y estéticos" del Consejo de Ministros relativos a Cataluña, por los que cree que no merecía la pena desplazar a todo el Gobierno hasta Barcelona con el coste que ello conlleva.

"Venir a Barcelona para cambiar el nombre del aeropuerto, repetir una frase que ya dijiste en 2009 -cuando hubo un reconocimiento de Companys por parte del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero- y para unas promesas de infraestructuras de hace 10 años que no se han ejecutado, quizás no era necesario venir aquí", ha dicho. En esta línea, ha remarcado que el Consejo de Ministros ha provocado el despliegue de medidas de seguridad y ha causado "inconvenientes", para que al final solo hubieran anuncios a su juicio "estéticos o sectoriales" en relación a Cataluña.

En cuanto al aeropuerto barcelonés, ha criticado que se haya realizado el cambio de nombre "sin ningún tipo de acuerdo" con la Generalitat. Además, las reivindicaciones no son por el nombre, sino por la gestión de esta infraestructura clave. De la declaración de rechazo a la condena a muerte de Companys, Artadi ha indicado que no es "nada nuevo", ya que en 2009 el Gobierno de Zapatero ya hizo un reconocimiento en la misma línea.

Sobre las autorizaciones para licitar contratos de conservación de carreteras de Cataluña por valor de 112 millones de euros, Artadi ha puntualizado que se trata de obras presupuestadas en diversos ejercicios de los últimos 10 años y que no se han ejecutado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios