Festival de Cine de Sevilla Los mares inexplorados

  • El onubense Manuel H. Martín presenta este domingo 'El viaje más largo', un ambicioso y ameno documental sobre la expedición de Magallanes y Elcano

Un fotograma de 'El viaje más largo'. Un fotograma de 'El viaje más largo'.

Un fotograma de 'El viaje más largo'.

Entre el 20 de septiembre de 1519, cuando cinco embarcaciones salieron de Sanlúcar de Barrameda dispuestas a la gloria, y el 6 de septiembre de 1522, fecha en que regresó únicamente la Nao Victoria, en la expedición comandada por Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano se sucederían las traiciones, los motines, las muertes, las adversidades. Un puñado de hombres –sólo 18, con la salud al límite, volverían en ese barco que conseguía cerrar el círculo– trazaron con su peripecia todo un tapiz de la naturaleza humana, con sus claroscuros y sus rencillas, sus debilidades y su capacidad de resistencia. El director Manuel H. Martín intuyó todo el potencial que reservaba el episodio y narra esa aventura en El viaje más largo, un documental que mezcla testimonios de especialistas pero también se sirve de la animación –un lenguaje que ya usaba el cineasta en 30 años de oscuridad– para trasladar al espectador de hoy a esa odisea, un hito que pasaría a la posteridad por completar la Primera Vuelta al Mundo. La cinta se proyecta este domingo a las 19:00 en el Teatro Lope de Vega, pero también se podrá ver a partir de entonces en la plataforma Filmin.

Martín, que ha coescrito el proyecto junto a Antonio Fernández-Torres, responsable de la exposición del mismo nombre que acogió el Archivo de Indias, se sorprendió mientras se documentaba con todos los sucesos que se encadenaron en ese viaje. "Yo tenía una información muy general, como muchos estudiantes, como el público común, pero a la hora de desarrollar la historia me quedé impresionado. Si tú concibes un proyecto de ficción contando todo eso te dirán que eres demasiado dramático y exagerado… Todo lo que ocurre es muy tremendo", valora el también director del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva.

Al frente de aquella travesía estaba Fernando de Magallanes, que se ganaría el odio de su tripulación y que acabaría muriendo, víctima de su testarudez, en la isla de Cebú, en una batalla que el explorador pudo haber evitado. "A mí siempre me interesa humanizar a los personajes, y humanizar no significa blanquearlos, sino hacer que tengan virtudes y defectos, como todos nosotros", dice Martín. Y Magallanes es interesantísimo: tiene mucha mano firme, pero también duda, hay momentos en los que nadie entiende lo que hace. Y es alguien que viene de Portugal y que de repente se pone a trabajar para la competencia. Eso crea mucho recelo, entre los portugueses, como es lógico, pero también entre los españoles".

El viaje más largo plantea un paralelismo entre las luchas de poder de Portugal y España y la Guerra Fría que llevó, en el siglo XX, a la carrera espacial. "Es algo que se repite a lo largo de los siglos: ya no buscamos especias, ahora habría una disputa entre las grandes potencias por hacerse con el comercio digital", defiende el director.

Manuel H. Martín, en la pasada Seminci, donde presentó su película. Manuel H. Martín, en la pasada Seminci, donde presentó su película.

Manuel H. Martín, en la pasada Seminci, donde presentó su película. / Seminci

Entre los acontecimientos que narra la película, a Martín le interesa "mucho" ese viaje "a lo desconocido que emprenden atravesando mares que no había cruzado nadie antes. Ese miedo a lo que no controlamos nos enfrenta a lo más esencial de cada uno, y es algo que conecta con la ciencia ficción, la fantasía, la religión, que de un modo u otro intentan responder a nuestros temores", dice sobre una expedición que también conoció "los miedos más terrenales: la gente se moría de hambre, por enfermedades. Fue durísimo".

La cinta se vio esta semana en la RTP1, la televisión pública de Portugal, y atrajo a 100.000 espectadores. Antes cautivó al público de la Seminci. "Veo que la gente conecta con el proyecto, que lo considera muy entretenido, y yo buscaba precisamente eso", concluye Martín. El viaje, aquí también, ha llegado a buen puerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios