la instrucción de las macrocausas

La juez Bolaños vuelve a darse de baja por motivos de salud

  • La magistrada se había reincorporado el pasado 16 de julio tras casi un mes de baja

La juez María Núñez Bolaños, en los juzgados La juez María Núñez Bolaños, en los juzgados

La juez María Núñez Bolaños, en los juzgados / Antonio Pizarro

Comentarios 9

La juez de Instrucción número 6 de Sevilla, María Núñez Bolaños, vuelve a estar de baja laboral por motivos de salud desde este martes, por lo que la instrucción de las macrocausas ha quedado de nuevo en manos del juez de refuerzo José Ignacio Vilaplana, que hoy mismo ha tomado declaración a varias personas en una de las piezas separadas de los ERE.

Ha sido el propio juez de refuerzo quien ha informado al fiscal y a las partes personadas en la declaración de que estaba sustituyendo a la titular del juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, que se había reincorporado el pasado domingo de sus vacaciones y ese día trabajó en servicio de guardia. Sin embargo, la juez ha vuelto a notificar este martes su baja por motivos de salud. La instructora de las macrocausas estuvo de baja entre el 19 de junio y el 16 de julio.

A los pocos días de su baja la Fiscalía Anticorrupción presentó una denuncia contra la magistrada ante el  promotor de la acción disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Ricardo Conde. En esa denuncia, el fiscal jefe de la Fiscalía Anticorrupción, Alejandro Luzón, acusó a la juez Bolaños de haber llevado la macrocausa de los ERE a una situación de “parálisis”, al sostener que la instructora sólo ha dictado cinco autos de procesamiento de las 182 diligencias previas que se han incoado por el juzgado desde 2016. En su denuncia, la Fiscalía extiende esta situación de parálisis a las macrocausas en las que se investigan las presuntas irregularidades en los avales y préstamos concedidos por la agencia IDEA, y en la de las transferencias de esta misma agencia pública.

El Ministerio Público concluye en su denuncia –que tiene una extensión de 25 folios y se acompaña de anexos hasta alcanzar los 110 folios– que los hechos descritos “expresan no ya un retraso en la tramitación de las causas sino su paralización, con evidente perjuicio de los fines del proceso penal y de la Administración de Justiciadado que está resultando imposible proceder en los términos exigidos por la ley de Enjuiciamiento Criminal a la práctica de las actuaciones en orden al esclarecimiento de los hechos y a la determinación de la responsabilidad de los partícipes, favoreciéndose con todo ello que el ejercicio de la acción penal no alcance sus objetivos”.

La magistrada ya ha enviado sus alegaciones a la denuncia de la Fiscalía y el asunto está en manos del promotor de la acción disciplinaria, que debe decidir si archiva de plano la misma o abre un expediente disciplinario. 

Tras la denuncia de la Fiscalía Anticorrupción, la juez María Núñez recibió un apoyo triple, por parte de la junta de jueces de Instrucción de Sevilla; la Asociación de Jueces Francisco de Vitoria, a la que ella misma pertenece; y una decena de abogados personados en las macrocausas.

La junta de jueces de Instrucción de Sevilla mostró por unanimidad su “apoyo” a la juez Bolaños y pidió que la magistrada “sea respetada tanto en el ámbito personal como en el profesional”. En la reunión de la junta de jueces se trató como punto del orden del día la “valoración de las informaciones vertidas con referencia a la actividad jurisdiccional” de la titular del juzgado de Instrucción número 6, y en este punto se acordó por unanimidad expresar el “apoyo y afecto a su compañera”, además de pedir que la instructora de las macrocausas, que actualmente se encuentra de baja, “sea respetada tanto en el ámbito personal como el profesional”.

Por su parte, el portavoz nacional de Francisco de Vitoria Raimundo Prado mostró igualmente su apoyo a la magistrada y destacó que la denuncia de la Fiscalía Anticorrupción ante el CGPJ es algo “relativamente normal”, ya que se analizan “muchas denuncias al cabo del año” contra jueces en el máximo órgano de gobierno.

Y una decena de abogados defensores personados en las distintas macrocausascriticaron el “auténtico desatino” de la denuncia de la Fiscalía, al considerar que el comunicado emitido por la Fiscalía General del Estado sólo incluye “juicios de valor gravemente ofensivos y que arrojan una duda explícita sobre la probidad profesional y el actuar jurisdiccional de la juez” María Núñez Bolaños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios