Violador reincidente

El violador del parque Amate también reconoce la violación del Tamarguillo

  • El acusado, Miguel Ángel F. D., que está condenado por la violación y asesinato de una mujer en el Parque Amate ha admitido todos los hechos tal y como los ha presentado la Fiscal

  • La Fiscalía ha rebajado la petición de condena de 14 a 12 años por aplicación de la atenuante de confesión y arrepentimiento

El acusado por la violación del Tamarguillo ante el Tribunal El acusado por la violación del Tamarguillo ante el Tribunal

El acusado por la violación del Tamarguillo ante el Tribunal / Belén Vargas

Miguel Ángel Fernández, que cumple una condena de 15 años por violar y matar a una mujer en el parque Amate, ha vuelto hoy a sentarse en el banquillo de los acusados por la violación de otra mujer cuando practicaba footing en el parque del Tamarguillo, en agosto de 2017. En el juicio, el acusado ha reconocido esta nueva agresión sexual y la Fiscalía, que inicialmente pedía 14 años, ha modificado sus conclusiones provisionales, rebajando a 12 años la petición de condena al aplicarle la atenuante de confesión. 

Aunque en el juicio anterior, el referido al crimen del Parque Amate, se pidió para el acusado Miguel Ángel Fernández que se apreciaran las circunstancias atenuantes de alteración psiquiátrica y drogadicción, en esta ocasión no se ha sido solicitada por ninguna de las partes ninguna medida para atenuar la posible condena. Por su parte, la acusación particular se ha adherido a la petición de la Fiscalía. La defensa también se mostró de acuerdo con las peticiones de la Fiscalía y no ha realizado alegato final.

La fiscal ha solicitado, además, la aplicación del artículo 36.2.2 para que no se aplique el tercer grado al acusado hasta el cumplimiento de la mitad de la condena, es decir, 6 años. A la petición de privación de libertad hay que sumar los 17 años con medida de orden de alejamiento de la víctima y 10 años de libertad vigilada. 

El acusado, que ha reconocido completamente los hechos recogidos en el escrito de acusación de la fiscal, ha mostrado durante el ejercicio de su derecho a la última palabra, su arrepentimiento y ha pedido perdón a la víctima. Ante esta ratificación, las partes han renunciado a la declaración de los testigos. La víctima, que también ha declarado, se ha ratificado en su declaración inicial y ha respondido a las preguntas estrictamente necesarias para el proceso, para evitar una segunda victimización. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios