Delitos de corrupción

Luzón: “Hacen falta comportamientos heroicos para denunciar la corrupción”

  • El fiscal jefe Anticorrupción aboga por una legislación que proteja a los arrepentidos

Los fiscales de los ERE Juan Enrique Egocheaga (izquierda) y Manuel Fernández Guerra (centro), con su fiscal jefe Alejandro Luzón (centro) Los fiscales de los ERE Juan Enrique Egocheaga (izquierda) y Manuel Fernández Guerra (centro), con su fiscal jefe Alejandro Luzón (centro)

Los fiscales de los ERE Juan Enrique Egocheaga (izquierda) y Manuel Fernández Guerra (centro), con su fiscal jefe Alejandro Luzón (centro) / Belén Vargas

El fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón, dijo este martes en Sevilla que en España “se requieren comportamientos heroicos para denunciar la corrupción” y falta una “regulación unitaria que establezca un régimen de colaboración activa” y  apoye a los “arrepentidos que denuncien la corrupción, aunque hayan estado involucrados en ella”.

Falta “un sistema de protección que garantice la seguridad del llamado  alertador de corrupción tanto público como privado”, dijo Luzón, y añadió que eso lleva a que “sigamos recurriendo a la denuncia anónima, a los medios de comunicación con su  protección de las fuentes y a las extraordinarias dificultades para avanzar en la persecución de estos delitos”.

Luzón inauguró un curso organizado por la Fiscalía de Sevilla sobre la investigación de los delitos de corrupción y también la ejecución de sus condenas  porque, como dijo la organizadora del encuentro, la fiscal Natividad Plasencia, “tenemos ya muchos penados cumpliendo condena por estas causas”.

Luzón afirmó que “la corrupción ha existido siempre, en cualquier época histórica y bajo cualquier régimen político”, por eso “tal vez sea poco realista plantearse su erradicación”.

“La prevención es más eficaz que la represión”, según el fiscal jefe, y para ello son necesarias, a su juicio, “normas éticas claras, profundizar en la transparencia y en el acceso a la información”, así como “mejores mecanismos de control interno de las instituciones, de las Administraciones públicas y de los sistemas de contratación”.

También “fomentar eso que en España falta a veces que es la cultura de la ética pública” porque “en ocasiones se minimiza la corrupción”, afirmó.

No obstante, Luzón planteó la duda de si existe ahora más corrupción o lo que sucede es que la Justicia es más eficaz y las irregularidades “se descubren y se sancionan más”.

En España, recordó, la corrupción es una preocupación recurrente como refleja el CIS. En julio de 2018 era la segunda preocupación de los españoles, después del paro. Ahora el segundo puesto lo ocupan “la política y los políticos” y la tercera la economía. Del 40% de españoles preocupados por la corrupción en 2018, ahora lo están el 25%.

Luzón no quiso hacer declaraciones sobre la denuncia que él mismo ha interpuesto ante el Consejo General del Poder Judicial contra la juez instructora de los ERE, María Núñez Bolaños, por falta grave o muy grave en la “paralización” y “acción dilatoria” en las causas que investiga. No obstante, su único acto en Sevilla, aparte de la inauguración del curso, consistió en un encuentro en la Audiencia provincial con los seis fiscales anticorrupción de quienes partió la denuncia contra la magistrada, aún en fase de investigación.

En su intervención, destacó que la preocupación de los españoles por la corrupción demuestra que estamos ante “una sociedad viva que no se conforma, que sigue escandalizándose ante los nuevos casos” y que todavía no ha caído en el llamado “síndrome de apatía y desafección política”.

Estos delitos “pervierten el funcionamiento de la Administración pública, reducen la confianza en las instituciones democráticas y terminan deslegitimando al propio Estado de Derecho”, aseguró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios