Magrudis

El (penúltimo) trapicheo de Magrudis: defraudó más de 46.000 kwh con el "enganche ilegal" de las naves

  • El coste equivaldría al consumo que genera una lavandería durante un año completo o al de tres grandes partidos de la Champions League

  • Si se toma como referencia el precio para el pequeño consumidor del año 2018, el fraude podría rondar los 7.000 euros.

Un operario de Endesa controla el enganche de luz en la nave de Magrudis cuando se produjo el registro judicial. Un operario de Endesa controla el enganche de luz en la nave de Magrudis cuando se produjo el registro judicial.

Un operario de Endesa controla el enganche de luz en la nave de Magrudis cuando se produjo el registro judicial. / juan carlos vázquez

La empresa Magrudis, que está siendo investigada por el brote de listeriosis que ha provocado tres muertes y ha contagiado a más de 200 personas, defraudó un total de 46.231 kWh a la compañía eléctrica Endesa, según recoge un informe remitido al juzgado por la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente (Ucoma) de la Guardia Civil. El coste del fraude equivaldría al consumo que genera una lavandería durante un año completo o al de tres grandes partidos de la Champions League, según fuentes del sector.

El juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla, que instruye la causa por el brote de listeriosis, ha ofrecido a la empresa eléctrica la personación en el causa judicial en calidad de perjudicada y le ha solicitado igualmente que cuantifique económicamente el fraude, pero la compañía aún no ha respondido al requerimiento judicial. 

Aunque la compañía no ha cifrado el perjuicio ocasionado por el enganche ilegal, si se aplican las tarifas que abonan los hogares y tomando como referencia las tarifas PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor) del año 2018, el fraude podría rondar los 7.000 euros, según han confirmado a este periódico fuentes del caso. 

Endesa distribución comunicó a comienzos de octubre al juzgado que para calcular el importe de lo defraudado habría que dirigirse a la comercializadora Endesa Energía.

La Guardia Civil realizó el pasado 24 de septiembre una operación en la que procedió a la detención de cinco personas, entre ellas el dueño de Magrudis, José Antonio Marín Ponce, y sus dos hijos.

La juez del caso, Pilar Ordóñez, se trasladó esa mañana hasta las instalaciones de la empresa, donde nada más acceder a las naves de Magrudis y de Elaborados Cárnicos Mario, la empresa a nombre del otro hijo, pudo comprobar que cómo Magrudis tenía un enganche ilegal al alumbrado público.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios