Caso iDental

Las historias clínicas de Idental han sido borradas de los servidores informáticos

  • El juez José de la Mata imputa un delito de desobediencia a los tres responsables de la empresa informática que almacenaba en sus servidores miles de imágenes y copias de las historias 

  • La documentación borrada es "irrecuperable" y el instructor considera que los tres responsables han podido cometer un "grave incumplimiento de las obligaciones legales de colaborar" con la Justicia

La Policía Nacional en un registro de una clínica iDental. La Policía Nacional en un registro de una clínica iDental.

La Policía Nacional en un registro de una clínica iDental. / EFE

Las historias clínicas de miles de afectados por el escándalo de las clínicas Idental han desaparecido, tras haber sido borradas de los servidores informáticos. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha dictado un auto en la causa de Idental en el que dirige el procedimiento por un delito de desobediencia contra 3 responsables de la empresa informática que almacenaba en sus servidores miles de imágenes y copias de las historias clínicas de los afectados por Idental. El magistrado toma esta decisión después de comprobar que la documentación relacionada con los historiales clínicos ha sido eliminada unilateralmente, pese a que había ordenado el volcado de la información, convirtiendo la misma en irrecuperable. Los tres comparecerán en el juzgado el próximo 8 de enero en calidad de investigados por delitos de desobediencia, sin perjuicio de ulterior y más grave calificación, según ha informado la Audiencia Nacional.

La empresa sobre la que ahora el juez incoa una pieza separada se llama OVS Hispano SL. y es filial en España de la francesa OVH SAS. A través de esta empresa informática, el grupo Idental conservaba las historias clínicas de sus pacientes en 25 servidores y 2 raks.

Desde el pasado 1 de agosto el juzgado central de Instrucción número 5, que dirige el magistrado José de la Mata, estaba realizando gestiones con los responsables de esta sociedad para salvaguardar los servidores y en su momento realizar el volcado de la información contenida en los mismos. El juzgado se comunicaba con los responsables jurídicos de la filial española, que actuaba como intermediaria con la matriz en Francia. 

Después de meses de intercambio de información y de instrucciones impartidas por el juzgado, el pasado 19 de diciembre un representante de la empresa informática comunicó por email al juez que se había eliminado el contenido de todos los servidores cuya información se pretendía volcar. El firmante del email añadía que no había opciones reales para recuperar la información perdida.

Ante esta situación, el juez explica en su escrito que los tres citados como investigados han podido cometer un grave incumplimiento de las obligaciones legales de colaborar con el sistema judicial, al desobedecer los requerimientos e instrucciones judiciales para conservar la información y los datos alojados en los servidores, pertenecientes al grupo Idental.

El juez cree que se ha podido producir "graves perjuicios a miles de personas"

Según el juez, la cuestión aún es más grave si se tiene en cuenta que la actuación judicial y policial con los representantes de OVH SAS y OVH Hispano SL ha sido una actuación prolongada en el tiempo (desde el pasado mes de agosto) y a lo largo de meses, se ha intentado desde el juzgado coordinar la salvaguarda de la información para su incorporación al proceso y en este sentido asevera que “los representantes, directivos, y técnicos de la empresa no sólo estaban perfectamente al conocimiento de estas actividades" sino que "participaron directamente en estas actuaciones, en colaboración con los técnicos de la Subdirección General de Nuevas Tecnologías del Ministerio de Justicia y las Unidades investigadoras de Policía Judicial”. Pese a estos requerimientos judiciales, añade el magistrado, “OVH comunica que ha procedido, unilateralmente, a borrar toda la información disponible haciéndola aparentemente irrecuperable”.

El asunto es aún más grave, concluye el magistrado, “pudiendo haberse producido además graves perjuicios a los intereses de miles de personas, habida cuenta que la información contenida en dichos servidores contendría imágenes médicas radiológicas y de otras naturalezas, así como documentos pertenecientes a las historias clínicas de los pacientes del grupo Idental”.

Por todo ello, el juez tipifica inicialmente los hechos como delito de desobediencia, sin perjuicio de ulterior y más grave calificación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios