Santa Aurelia

Piden 16 años de cárcel a los dos hermanos que incendiaron su piso en Santa Aurelia

Los Bomberos, en el lugar de los hechos Los Bomberos, en el lugar de los hechos

Los Bomberos, en el lugar de los hechos / Emergencias Sevilla

La Audiencia Provincial de Sevilla juzgará el próximo lunes 8 de febrero a dos hermanos acusados de provocar un incendio en su domicilio de la barriada de Santa Aurelia el 12 de octubre de 2018. La Fiscalía pide una condena de 12 años de prisión para ambos por un delito de incendio y cuatro años por atentado. Además, a Antonio O. J. le pide una pena de multa de dos meses a una cuota diaria de 6 euros por cada uno de los tres delitos de lesiones que se le imputan. El ministerio público solicita la misma multa para los dos delitos de lesiones imputados a José Luis O. J. Para este último, la Fiscalía solicita también 15 meses de prisión por un delito de amenazas. El juicio, que en principio estaba señalado para el 14 de septiembre pasado, tiene previsto celebrarse este lunes 8 de febrero.

Según el escrito del Ministerio Público, días antes "decidieron prender fuego en el domicilio en el que habitaban" y finalmente la tarde del 12 de octubre de 2018 ambos acusados apilaron numerosos papeles en la puerta de su vivienda y rociaron el suelo con aceite y le prendieron fuego, como José Luis L. O. había anunciado ese mismo día. Mientras que Antonio O. J. se quedaba en su domicilio, que ya estaba ardiendo, su hermano, José Luis O. J. atrancó la puerta del edificio, lo que impidió que los vecinos pudieran salir del edificio. Incluso advirtió a los vecinos "que si su hermano se quemaba, se quemaban todos", según recoge el escrito de la Fiscalía. Más tarde, retiro la tranca de la puerta y salió del bloque.

El humo se propagó rápidamente porque la vivienda de los hermanos estaba situada en la primera planta y el hueco de la escalera hizo efecto chimenea, por lo que llegó a todo el edificio.

Cuando los bomberos y policías consiguieron acceder a la vivienda donde se había iniciado el fuego, el hermano que estaba atrincherado en su interior, Antonio O. J. los recibió con un arpón submarino. El escrito de acusación recoge que los agentes tuvieron que reducirlo y el procesado "continuó golpeando con patadas y puñetazos a los agentes", lo que provocó lesiones a tres de los policías.

Más tarde, casi a media noche, volvió al edificio José Luis O. J., quien amenazó con matar a uno de los vecinos con una barra de hierro en la mano. Por este motivo, los agentes volvieron al piso. Allí los recibió el segundo de los acusados, quien como había hecho su hermano, también se resistió a la detención golpeando con patadas y puñetazos a los agentes, lesionando a dos policías.

Los hermanos están en prision preventiva desde el 14 de octubre de 2018.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios