TSJA

EL TSJA confirma la absolución de dos acusados de apropiación indebida

  • Considera que, como ya indicó la Audiencia Provincial de Sevilla, no se puede probar la comisión del delito

El juicio tuvo lugar en la Audiencia de Sevilla

El juicio tuvo lugar en la Audiencia de Sevilla

La Sección de Apelación del TSJA ha confirmado la absolución de dos personas acusadas de apropiación indebida que había sido dictada por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla.

Los hecho se remontan a 2016, cuando C. A. P. G., que era titular de una empresa dedicada a excavaciones y movimientos de tierra pidió a su amigo David P. C., propietario de otra empresa similar, que le permitiese dejar depositada su maquinaria en un cercado propiedad de éste y de su padre. A cambio del depósito, según la sentencia de la Audiencia de Sevilla, C. A. P. G. les permitía el uso de la maquinaria allí depositada. 

Todo transcurrió sin problemas hasta que, como indica la sentencia, dos años después, C. A. P. G. fue al almacén y comprobó que le faltaban dos retroexcavadoras, una miniexcavadora,  parte de las piezas de otra,10 cazos de minigiratorias; tres cazos del retromixta; un martillo de 1200 kilos; un cazo de 80 cm y un remolque ligero de 450 litros. Todo ello con un valor de 55.238 euros.

La Audiencia Provincial de Sevilla absolvió a David P. C. y a Juan P. L. del delito y C. A. P. G. interpuso un recurso de apelación alegando error en la valoración de la prueba,que ahora ha sido desestimado por el TSJA. 

El TSJA señala que la Audiencia Provincial basa su decisión absolutoria "en la presencia de dudas razonables que conducen a la aplicación del principio in dubio pro reo". La sentencia recurrida da por cierto que los acusados "permitían la entrada a la nave a terceras personas que tenían allí depositados vehículos", incluso que algunos testigos afirman que entraban en el cercado "para colaborar en un huerto que hay en su interior". Asimismo, algunos testigos coinciden con la explicación dada por los acusados de que otras personas "tenían acceso al inmueble mediante el uso de una llave que se conservaba semioculta en una de las entradas y, en fin, considera no acreditado que los acusados se hayan apoderado de la maquinaria depositada en la nave".

Según el TSJA, "no cabe afirmar que la sentencia carezca de motivación; que ésta sea ilógica ni irracional; que se aparte de las máximas de experiencia ni que prescinda de pruebas determinantes como requiere la norma procesal para la anulación que se interesa". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios