Juicio en Sicilia

Condena al cártel de Sinaloa defendido por la abogada sevillana Ofelia Liñán

  • Condenados por narcotráfico y organización criminal a 12 años de cárcel y 30.000 euros de multa

  • Uno de los acusados es el lugarteniente de Ismael “Mayo” Zambada, líder del cártel mexicano

Ofelia Liñán (derecha) y el abogado italiano Luigi Tozzi esperan la sentencia en la sala de vistas

Ofelia Liñán (derecha) y el abogado italiano Luigi Tozzi esperan la sentencia en la sala de vistas

Una juez de Catania (Sicilia) condenó este martes a 12 años de cárcel a dos miembros del cártel de Sinaloa por introducir en el año 2020 un total de 385 kilos de cocaína en Italia. Los dos narcotraficantes guatemaltecos fueron defendidos por la abogada sevillana Ofelia Liñán Aguilera, que pidió su absolución por tratarse de un “delito provocado”, mientras que la Fiscalía italiana había pedido para ellos hasta 21 años de cárcel, luego rebajados a 14.

La condena es por delitos de organización criminal y tráfico de drogas en notoria importancia contra los guatemaltecos Daniel Esteban Ortega Úbeda, alias Tito, y Félix Rubén Villagrán López, ambos encarcelados. 

El tercer defendido por Ofelia Liñán, cuyo juicio en rebeldía se celebrará más adelante, es José Angel Rivera Zazueta, alias El Flaco, que supuestamente es el lugarteniente de Ismael "El Mayo” Zambada, líder del cártel mexicano tras la detención y extradición a EEUU de Joaquín “Chapo” Guzmán.

La defensa: el "delito provocado" no ha caído en saco roto

Ofelia Liñán informa a este periódico de que va a recurrir en apelación ante la corte de Roma para pedir la absolución por “delito provocado” ya que la Policía “interfirió en la voluntad del autor del delito” en diversas etapas “cruciales”: primero cuando los narcotraficantes tenían problemas para encontrar un intermediario en Colombia, luego cuando el laboratorio retrasó su envío y finalmente cuando los aeropuertos del país se paralizaron por una huelga y las Policías italiana y colombiana utilizaron sus contactos en el aeropuerto de Bogotá para facilitar que la droga saliese hacia Italia.

Recordó que la condena podía haber llegado hasta los 21 años de prisión, por lo que los 12 impuestos no le parecen un mal resultado y demuestran que su alegación sobre el delito provocado "no ha caído en saco roto y alguien ha podido pensar que las cosas no se hicieron correctamente".    

La abogada se desplazó a Sicilia para la lectura del veredicto y sus dos clientes lo hicieron por videoconferencia desde la cárcel. En la causa existen otros dos acusados que están huidos de la Justicia,  así como “otras personas desconocidas en Italia, España, México y Colombia” y que fueron investigadas en la Operación Halcón contra el cártel de Sinaloa, el mayor grupo narcotraficante de México con ramificaciones en 50 países.

Al parecer, el cártel buscaba nuevas vías para introducir grandes cantidades de cocaína en Europa y eligió los  aeropuertos internacionales de Sicilia aprovechando su creciente tráfico turístico. 

La juez de Catania dictó este martes “in voce” la sentencia, que será entregada por escrito en el plazo de dos meses. Además, anunció que en cinco días responderá a la petición de arresto domiciliario de los dos condenados, lo que significa que podrían vivir en un piso (cuyo contrato de alquiler han aportado) y trabajar dos días a la semana en actividades sociales. Deberán llevar una una pulsera telemática bajo control policial permanente. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios