Triple crimen de Dos Hermanas El TSJA verá las apelaciones por el triple crimen con distancias y plazos COVID

  • Diez minutos de exposición máxima y solo subirá al estrado quien exponga su recurso

  • El magistrado José Manuel de Paúl, conocido oponente a la prisión permanente, no formará parte del tribunal

Sala de vistas donde se celebró el juicio con jurado contra el clan del "Pollino"

Sala de vistas donde se celebró el juicio con jurado contra el clan del "Pollino"

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) verá el próximo miércoles las apelaciones por el triple crimen de Dos Hermanas -una de cuyas víctimas fue una niña de seis años- con medidas obligadas por la pandemia de Covid-19: los abogados deberán sentarse en los bancos del público, manteniendo las distancias de seguridad, y solo subirá al estrado quien esté en uso de la palabra. Las exposiciones de los siete abogados defensores y tres acusaciones particulares deberán durar diez minutos como máximo y los abogados se repartirán la defensa de los argumentos comunes.

El TSJA, en una providencia a la que tuvo acceso este periódico, establece ahora que en estrados, además del Ministerio Fiscal y la Letrada de la Administración de Justicia, solo podrá sentarse el abogado que vaya haciendo uso de la palabra, permaneciendo el resto, con las debidas condiciones de separación personal, en los asientos reservados para el público.

Ello obedece al elevado número de apelantes, la necesidad de tomar mayores prevenciones para evitar el contagio de Covid-19 y la conveniencia de no prolongar en exceso el acto de la vista, y teniendo en cuenta que “no se trata sino de la exposición verbal de recursos que ya vienen redactados extensamente por escrito y que están a disposición de la sala”.

Tanto el fiscal como cada una de las acusaciones y defensas tendrán un tiempo limitado de 10 minutos para la exposición de los aspectos que deseen enfatizar de su recurso, con derecho a una segunda intervención, limitada cinco minutos, exclusivamente para impugnación de los recursos de las demás partes, en caso de considerarlo necesario.

Ricardo G.H., alias el Pollino, su esposa y su padre fueron condenados a 76 años y medio de cárcel por el asesinato del ciudadano turco Yilmaz Giraz, su esposa Sandra Capitán y la hija de ésta, una niña de seis años. Las víctimas fueron golpeadas, asesinadas a tiros y enterradas en una fosa séptica debido a una deuda por asuntos de droga. 

El principal debate de la apelación, que tendrá lugar en la sede granadina del TSJA, será la petición de las acusaciones de que se impongan dos penas de prisión permanente revisable a todos los acusados. Así lo solicitaban el fiscal y las acusaciones en sus escritos de calificación pero la sentencia aplicó una interpretación del Código Penal según la cual la prisión permanente sólo es aplicable a quien cometa un asesinato después de haber sido condenado por otros anteriores, no simultáneos. 

El tribunal indica en su providencia que “sería muy razonable, y la sala invita a ello, que los letrados de las acusaciones particulares y de los acusados se repartan la exposición de los argumentos o alegaciones que sean comunes”.

El ponente ha criticado la prisión permanente porque su revisión no depende del preso 

El TSJA notificó este jueves la composición definitiva del tribunal de apelación, del que hasta ahora solo se conocía el ponente, Miguel Pasquau. Los restantes magistrados serán Lorenzo del Río, presidente del TSJA, y Manuel García Laraña, miembro de la Sala de Apelación.

De ellos, solo el ponente se ha pronunciado públicamente sobre esta forma de condena, lo que hizo en 2018 en su blog Es Peligroso Asomarse, pero centrándose en los requisitos de revisión, que a su juicio "no ofrecen suficientes garantías" y dependen de “factores ajenos a la voluntad y el comportamiento del preso, es decir, que él puede hacer poco para conseguirla”. También la veía como una "claudicación" del Estado ante el objetivo de rehabilitar al delincuente. En otros aspectos, la veía constitucional y acorde a lo vigente en otros países de nuestro entorno.

Quien no formará parte del tribunal es el magistrado José Manuel de Paúl, conocido por su decidida oposición a la prisión permanente revisable que fue la parte más polémica de la sentencia de la Audiencia de Sevilla al decidir no imponer esa condena a cada uno de los tres miembros del clan del Pollino declarados autores materiales de los crímenes.

En octubre de 2019, de Paúl dedicó su discurso de ingreso en la Academia de Legislación y Jurisprudencia a exponer sus argumentos contra lo que él denomina “prisión perpetua” y fue uno de los expertos citados por el magistrado presidente del jurado popular, Juan Romeo Laguna, en la sentencia contra el clan del Pollino para no aplicar esa pena máxima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios