Grupo criminal

Expulsado de España un georgiano que robó diez pisos en menos de un mes

  • La mafia georgiana “marcaba” los pisos candidatos y los abría con un “alto nivel de sofisticación técnica”

Exposición policial de los instrumentos y joyas incautados a los detenido en 2018

Un ciudadano georgiano de 33 años, miembro de un grupo que robó en Sevilla diez pisos en menos de un mes, va a ser expulsado de España el próximo 14 de febrero, al haber cumplido dos años y medio efectivos de cárcel de los cuatro y medio a que fue condenado.

Demeter J. es el tercer miembro de la banda que es expulsado de España: Mikheil G. y Tornike K., condenados a dos años y medio, lo fueron en octubre de 2019, y Giorgi S., condenado a cinco años y medio, será expulsado tras un cumplimiento efectivo en España de tres años y medio.

Los cuatro georgianos fueron detenidos en el verano de 2018 tras una oleadas de robos en pisos de Triana, Los Remedios y Nervión. La sentencia de la Sección Cuarta de la Audiencia les condenó por robo y pertenencia grupo criminal y destacó “el elevado número de delitos llevados a cabo en pocos días, un total de diez en menos de un mes, y el alto nivel de sofisticación técnica con que forzaban las cerraduras”.

Previamente “marcaban” con tiras de plástico y otros artilugios las viviendas candidatas a ser desvalijadas, preferentemente las que no tenían moradores en aquél verano de 2018.

En uno de los pisos se apoderaron de joyas valoradas 56.588 euros, en otro utilizaron una rotaflex para abrir una caja fuerte y en otra vivienda el acusado Mikheil G. se fumó un puro y dejó la colilla en un cenicero, lo que permitió su identificación mediante el ADN.

Ahora, la Policía informa a la Audiencia provincial de que Demeter saldrá de Sevilla el 14 de febrero a las 15 horas en un vuelo con destino a Francfort, para posteriormente volar a Tbilisi, la capital georgiana.

Al igual que en el caso de sus compatriotas, la resolución judicial prohibió a Demeter J. regresar a España antes de ocho años, contados desde la fecha de expulsión, en cuyo caso sería detenido e ingresado en prisión para cumplir los dos años que le restan.

El georgiano fue condenado a seis meses de cárcel por pertenencia grupo criminal y otros cuatro años por un delito continuado de robo en casa habitada. Como responsabilidad civil junto con otro de los acusados fue condenado a indemnizar en 24.648 euros a la compañía aseguradora y en 38.803 euros a la dueña del piso. Además, a pagar 940 y 250 euros por los daños en otras dos viviendas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios