Formación

Los notarios aprenden cómo detectar a víctimas de la trata de personas

  • La Academia Sevillana del Notariado organiza un seminario para interpretar los indicadores de un matrimonio forzoso

Los notarios aprenden cómo detectar a víctimas de la trata de personas

Desde el pasado 30 de abril, los notarios andaluces pueden autorizar los expedientes previos a la celebración del matrimonio, un trámite que hasta entonces sólo podía realizarse en el Registro Civil. A partir de este momento, las notarías se han convertido en un lugar en el que poder detectar uno de los fines del delito de trata: el matrimonio forzado. Los fedatarios tienen que acreditar que la pareja acude a contraer matrimonio cumpliendo todos los requisitos legales, básicamente que tienen capacidad, que no hay ningún impedimento y que existe una verdadera intención de casarse.

Durante los primeros años de la Ley de Jurisdicción Voluntaria, que entró en vigor en julio de 2015, más de 7.600 parejas andaluzas se han casado ante notario, una tendencia que fue en aumento hasta 2019 y a la que también ha afectado la pandemia, con sólo 1.207 bodas en 2020.

Esta posibilidad de realizar los trámites previos a las bodas es una oportunidad para que el notario detecte si los contrayentes acuden al matrimonio de una manera realmente libre. Por esta razón la Academia Sevillana del Notariado, dependiente del Colegio Notarial de Andalucía ha organizado el próximo 14 de octubre un seminario a través del que dar a los notarios los instrumentos necesarios para detectar los "vicios de consentimiento"; es decir, situaciones en las que alguno de los contrayentes no acude de forma voluntaria y libre. 

La moderadora de este encuentro, que se celebrará a través de la plataforma Zoom, es Itziar Ramos Medina, notaria en Córdoba y vocal de la junta de gobierno del Colegio Notarial de Andalucía. "Esto entra en nuestro campo de acción como notarios con las nuevas competencias y podemos aprender a interpretar los signos de mujeres y hombres que vengan coaccionados a contraer matrimonio", explica Itziar Romero. "Se trata de una manera de sensibilizar a los notarios para que estén atentos a posibles señales de alarma. Es una forma de ser precavidos ante la posibilidad de que en algún momentos nos encontremos ante un caso de este tipo", explica.

Las ponentes son Patricia Fernández Vicens, abogada en la Fundación La Merced Migraciones y la magistrada de la Audiencia Provincial de Madrid y doctora en Derecho, Tania García Serrano. La magistrada explica que el delito de trata de seres humanos es "muy invisible porque se detectan a muy pocas víctimas", por eso considera que el trámite de los expedientes matrimoniales "puede ser un momento de apreciar indicadores". 

Tania García Serrano explica que el matrimonio forzoso es una de las finalidades del delito de trata como la esclavitud y la explotación ya sea laboral o sexual. "En el seminario se expondrán los principales indicios que sepueden reconocer en las víctimas de este delito. Es importante apuntar que la identificación de las víctimas sólo pueden hacerlo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que es a quien deben acudir los notarios cuando intuyan que están ante un matrimonio forzoso".

Según la última Memoria de la Fiscalía, la situación de pandemia ha reducido el número detectado de víctimas de explotación sexual, pasando de las 830 de 2019 a 470 en 2020, de las que el 95,53% son mujeres. De los 136 procedimientos judiciales incoados en 2020 por delito de trata de seres humanos, el 75% lo eran para fines de explotación sexual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios