Desamparado Humanes, madre que denuncia la sustracción de un bebé “Me gustaría ver a mi hija y decirle que no la abandonamos”

  • Desamparado Humanes, una vecina de Rochelambert, presenta una denuncia por el supuesto robo de una bebé gemela en el Hospital Virgen del Rocío en 1977

Manuel, su mujer, Desamparado Humanes, y su hijo, Juan Manuel, muestran la historia clínica del parto hace 42 años. Manuel, su mujer, Desamparado Humanes, y su hijo, Juan Manuel, muestran la historia clínica del parto hace 42 años.

Manuel, su mujer, Desamparado Humanes, y su hijo, Juan Manuel, muestran la historia clínica del parto hace 42 años. / juan carlos muñoz

Comentarios 1

Desamparado Humanes ha sido la última mujer en presentar una denuncia en la Fiscalía por un caso de sustracción o adopción irregular de un menor recién nacido. El caso de esta vecina de la barriada de Rochelambert se remonta al 25 de octubre de 1977, cuando acudió al hospital Virgen del Rocío. En aquella época, cuenta Desamparado, no había ecografías y el reconocimiento de las embarazadas se hacía con una especie de “trompetilla”.

Tampoco le habían dicho si iba a ser madre de uno o dos hijos, aunque en su familia había antecedentes de embarazos gemelares, dado que su suegra y su madre habían tenido gemelos. Y por el peso que había cogido para el embarazo también pensó que podría traer gemelos.

Desamparado explica a este periódico que aparentemente el parto fue normal, sin complicaciones, más allá de que le extrañara que la llevaran andando hasta los paritorios, cuando otras parturientas iban en un carrito o en camilla.

En cuanto se puso con las contracciones, la madre fue sedada y cuando despertó, sobre las 13:30 horas, le comunicaron que había alumbrado a una niña, a la que llamó Merchi. A Desamparado la llevaron a un pasillo, donde estuvo cierto tiempo y, a continuación, la subieron a la habitación, donde ya estaba su hija desde hacía dos horas y media.

Merchi, la hija de Desamparado de la que se busca una hermana. Merchi, la hija de Desamparado de la que se busca una hermana.

Merchi, la hija de Desamparado de la que se busca una hermana.

Tanto su madre como la parturienta que ocupaba la otra cama de la habitación, le comentaron que había tardado mucho en subir, que la niña había estado llorando durante mucho tiempo hasta que finalmente se quedó dormida.

A partir de ahí, Desamparado volvió a su casa y continuó su vida con normalidad, con sus hijos Merchi y Juan Manuel, y su marido, Manuel. La mujer “siempre” tuvo la sospecha de que su parto podría haber sido gemelar, unas sospechas volvieron a reproducirse años más tarde, cuando su hija tenía 14 años. “Un día se le acercó un grupo chicos y le preguntaron por qué no les saluda, cuando el otro día eran tan amigos”, dice Desamparado, que recuerda que su hija no conocía para nada a estas personas.

Familiares y amigos han visto muchas veces a una joven idéntica a la hija de Desamparado

No fue la única vez que alguien habría visto o confundido a Merchi –que hoy tiene 41 años– con otra persona idéntica a ella, sino que esto le ha ocurrido más de media docena de veces. Así, en una ocasión una amiga de Merchi, cuando ésta tenía ya 21 años, le preguntó si tenía algún problema con ella porque un día la había visto por el barrio de la Macarena y no le había saludado, a lo que Merchi respondió que debía ser otra persona porque ella no había estado allí.

En otra ocasión, prosigue Desamparado, se le acercó una señora diciéndole que si no la conocía, porque habían estudiado juntas en el colegio de Las Milagrosas”, cuando Merchi no cursó estudios allí. El padre fue a preguntar por el caso, pero en el centro no le facilitaron información.

Un tío de Merchi también creyó verla en Navidades en un centro comercial de Mairena del Aljarafe, y el verano pasado una cuñada de Desamparado “se cruzó” con una joven que creía que era su sobrina Merchi, pero ésta no le dijo nada; y otras personas allegadas a la familia han reconocido o creído reconocer a la joven por la zona de la Macarena y Santa María de Ordaz.

En septiembre de 2017, la propia Merchi acudió a los Salesianos buscando colegio para su hija y se produjo otro reconocimiento. Una profesora del centro le preguntó si no la recordaba a pesar de que habían sido “compañeras de clase”. Merchi respondió que era la “primera vez” que acudía a este colegio.Abrumada por tantas coincidencias y con la sospecha siempre presente de que su embarazo pudo ser gemelar, Desamparado decidió ponerse en contacto con la Asociación de Bebés Robados de Sevilla, que han denunciado el caso ante la Fiscalía esta misma semana.

Varias fotos de Merchi, que hoy tiene 41 años, en varias etapas de su vida. Varias fotos de Merchi, que hoy tiene 41 años, en varias etapas de su vida.

Varias fotos de Merchi, que hoy tiene 41 años, en varias etapas de su vida.

Desamparado ha recuperado la historia clínica de su parto y tras analizar la documentación, se ha acrecentado su incertidumbre sobre lo qué pudo pasar en octubre de 1977 en el hospital Virgen del Rocío. “Entonces me extrañé de que me metieran al paritorio cuando sólo había dilatado 5-6 centímetros”, dice Desamparado, que años más tarde en una revisión ginecológica le informaron de que tenía “el cuello de la matriz muy grande”, algo que relaciona con que le pudieron meter los fórceps durante el parto.

Cuando se le pregunta por qué ha emprendido esta batalla legal, Desamparado contesta emocionada. “La busco porque es mi hija y encontrarla sería lo más grande. Me gustaría verla, decirle que somos sus padres y que no la abandonamos”.

La familia no sabe lo que “le han dicho” a esa chica, ni lo que se van a encontrar, pero de confirmarse las sospechas sería una gran noticia. “Sería lo más grande y la querríamos como una hija más”, coinciden Desamparado, su marido Manuel, y su hijo, Juan Manuel.

Todos están esperanzados en que la investigación de la Fiscalía, que ahora será encargada a la Policía Nacional, dé sus frutos. “Quiero llegar hasta el final”, concluye Desamparado, que ya se ha hecho incluso la prueba de ADN por si en un futuro fuese necesario cotejar su perfil genético con la muestra de esa hija a la que busca. La mujer también es consciente de que la investigación puede llegar a la conclusión contraria a la que esperan: que no alumbró a gemelas. “Si no es nuestra hija, esa incertidumbre se termina”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios