Proposición de ley

Bebés Robados expone sus enmiendas a parlamentarios del PSOE

  • La asociación se reúne con el diputado socialista Antonio Hurtado y la senadora del mismo partido María José Fernández

De izquierda a derecha: Alfonso Cárdenas, Antonio Hurtado, María José Fernández y Carmen Lorente De izquierda a derecha: Alfonso Cárdenas, Antonio Hurtado, María José Fernández y Carmen Lorente

De izquierda a derecha: Alfonso Cárdenas, Antonio Hurtado, María José Fernández y Carmen Lorente

La Asociación Sevilla Bebés Robados se reunió con el diputado socialista Antonio Hurtado y la senadora de ese partido María José Fernández para exponerles sus propuestas de enmiendas a la proposición de ley sobre bebés  desaparecidos, que se va a tramitar en las Cortes por el procedimiento de urgencia.

La reunión tuvo lugar el 29 de noviembre en la sede del PSOE sevillano con asistencia, por parte de Sevilla Bebés Robados, de su presidenta, Carmen Lorente, y su secretario, Alfonso Cárdenas.

Este último ha indicado a este periódico que expusieron a los parlamentarios del PSOE sus propuestas a la ley, centradas en aspectos como la protección de datos y los bancos de ADN.

El PSOE había expresado su compromiso de que esta proposición de ley se tramitase por la vía de urgencia “para que en los próximos meses  tenga vigencia y responda  y repare  el daño moral que  se ha causado durante décadas a madres, padres y hermanos de niños robados con total impunidad”.

La semana pasada, Unidos Podemos, PSOE, Grupo Mixto, PDeCAT y ERC solicitaron a la Mesa del Congreso de los Diputados que se tramitase por el procedimiento de urgencia la proposición de ley de bebés robados.

Con esta petición se persigue que el plazo de enmiendas a la ley acabe antes de que termine el año.

La citada proposición de ley, una iniciativa de la sociedad civil que pretende abordar la problemática de los bebés robados desde una perspectiva integral y reparadora, fue admitida a trámite por unanimidad el pasado 20 de noviembre.

El texto de la proposición contempla, entre otras medidas, el acceso a archivos de la época -incluidos los eclesiásticos-, la creación de una base de datos nacional de ADN, una Fiscalía Especial y una unidad de policía judicial especializada en este ámbito, así como el impulso de una Comisión Estatal por el Derecho a la Identidad.

La iniciativa fue registrada el pasado septiembre en el Congreso a iniciativa de la sociedad civil, impulsada por la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina (CaAqua) y respaldada por 17 asociaciones, entre ellas Sevilla Bebés Robados.

Esta entidad sevillana ha emprendido entrevistas con diferentes autoridades y en octubre lo hizo con Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, delegado del Gobierno en Andalucía, quien mostró su sensibilidad ante las reivindicaciones del colectivo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios