Macrocausa de los ERE Ni es prematuro ni es el archivo de la causa

  • La decisión de la juez María Núñez Bolaños de cerrar la causa matriz de los ERE no supone que se deje de investigar ninguna ayuda, puesto que la Guardia Civil está realizando atestados por "todas" las ayudas que se ordenó analizar

La Juez María Núñez Bolaños, en la puerta de la Audiencia de Sevilla. La Juez María Núñez Bolaños, en la puerta de la Audiencia de Sevilla.

La Juez María Núñez Bolaños, en la puerta de la Audiencia de Sevilla. / antonio pizarro

Comentarios 1

¡Que no se asuste nadie! El archivo de la causa matriz de los ERE no es ni prematuro ni supone que se deje de investigar ninguna ayuda. La estéril polémica, suscitada de nuevo en determinados ámbitos políticos y mediáticos, olvida que en la investigación de la macrocausa de los ERE no tiene ninguna incidencia en el cierre de la causa matriz, que adelantó este periódico en diciembre pasado, puesto que las ayudas seguirán siendo objeto de investigación en virtud de los atestados que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guarida Civil está realizando sobre "todas" las ayudas que en su día se pusieron bajo sospecha.

La titular del juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, María Núñez Bolaños, decidió en un auto fechado el 12 de diciembre el archivo de las diligencias previas 174/2011, con las que se inició hace ocho años la macrocausa y todo ello después de que se hubieran abierto hasta ese momento un total de 187 piezas separadas, lo que hacía que esas superdiligencias quedaran vacías de contenido y ya no quedara ninguna persona investigada dentro de esa causa matriz.

La representación particular que ejerce la Junta de Andalucía recurrió la decisión de la juez Bolaños, recurrió el archivo de la causa principal, al considerar que "resulta prematuro el archivo de la causa cuando aún no se han incoado diligencias previas en orden a la investigación de las ayudas otorgadas a distintas entidades". 

Entre las 29 entidades no investigadas, la Junta citaba a ATM Energy asesor, Algodonera de Córdoba, Antonio Márquez Aguilar, Asociación Empresas Discográficas de Andalucía (AEDA), Asociación ex trabajadores 15 de abril, asociación ex trabajadores Medi Rural, Autopistas Aumar, Ayuntamiento de Coria del Río, Azahara textil Salvador, Below Marco, Came, Construcciones y urbanismo Sierra Norte, Consyproan, Desarrollos Tecnoalimentarios Nerva, Ebro Puleva, Elaborados Cárnicos Andaluces, Federación Regional Industrias Afines UGT, Fundación internacional para la protección y difusión del arte, Fundación TAS, Gitanos de Jerez, Grupo TPM Inversiones plásticas, Inlacode, Mancomunidad para el desarrollo y fomento del Aljarafe, María Coraje, Matcarrier, Muebles DAC 1996, Nuevas galería Onuba, Olivarera San Rafael Villaharta, y Pack Sur Artes Gráficas.

"En absoluto resulta prematuro"

En un nuevo auto dictado ahora por la instructora, que tiene fecha del 27 de marzo, Bolaños argumenta que "en absoluto resulta prematuro archivar una causa en la que no existe ningún hecho que investigar después de más de seis años abierta", sentencia la magistrada, que recuerda que esta cuestión había sido ya resuelta en un auto anterior, que resolvía una "aclaración" solicitada por la Fiscalía Anticorrupción sobre cómo iban a ser investigadas el resto de ayudas que no han sido incluidas en las diligencias previas 174/2011.

Y en este sentido, la juez explica que a la UCO se le encomendó, en el seno de estas diligencias, la elaboración de los "atestados relativos a todas las ayudas directas o sociolaborales concedidas por la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social de 2000 a 2010"

La juez destaca que "aún se están recibiendo atestados" y asevera que "no es de dudar que se recibirán todas" las ayudas, "tal y como se ordenó y como viene haciendo la Guardia Civil".

En el auto, la magistrada replica a la acusación particular de la Junta que de ese listado de 29 empresas que apuntaba la Administración autonómica, "cuatro diligencias" ya se han abierto. Aún así, siguiendo el criterio de la Audiencia de Sevilla, Bolaños acuerda la apertura de las restantes 25 diligencias previas para investigar estas ayudas.

Retomando el arranque de este artículo, a nadie debe asustar el archivo de las diligencias previas 174/11, puesto que esto no implica que Bolaños haya cerrado el grifo y no vaya a investigar todas las ayudas que en su día se ordenó investigar. A partir de ahora cada vez que llegue un atestado de la UCO nuevo, sobre una ayuda de la que no se hubiera abierto ya la investigación, la juez creará unas nuevas diligencias previas e incluirá en las mismas dicho atestado. Antes lo que se hacía es que ese atestado se incorporaba a la causa matriz y de ahí se abría la pieza separada, con unas nuevas diligencias previas y se incorporaba testimonio de las 174/11 -donde están los informes periciales y la abundante documentación de la macrocausa-.

Y cuando se investigue cada una de esas ayudas, la juez Bolaños, de acuerdo con su criterio profesional y su función jurisdiccional, decidirá si archiva o decide que esa causa sea juzgada, una conducta que, en nuestro garantista sistema judicial, podrá ser objeto de recursos por parte de la Fiscalía Anticorrupción y las acusaciones populares y particulares, con lo que será la Audiencia de Sevilla la que tenga la última palabra.

Es una cuestión de pura técnica procesal. Sólo desde la ignorancia más absoluta sobre cómo funciona un proceso judicial o, lo que es más lamentable, desde un nuevo intento de generar más confusión sobre la labor de la juez Bolaños puede cuestionarse el cierre de esa causa matriz, lo que nos llevaría de nuevo a las reflexiones que ya apuntamos en estas mismas páginas ayer sobre la "cacería política y mediática".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios