Matinal de jazz en el Espacio Turina

El diario musical de Pedro Cortejosa

  • El saxofonista gaditano, una de las referencias de la escena andaluza de jazz, triunfa con su propia banda en Sevilla en una mañana de lluvia

Pedro Cortejosa en su regreso a Sevilla. Pedro Cortejosa en su regreso a Sevilla.

Pedro Cortejosa en su regreso a Sevilla. / Antonio Torres

Cuando se escribe, o se habla, del buen momento que vive la música de jazz en Andalucía siempre aparece el nombre del saxofonista gaditano Pedro Cortejosa. Su nombre va unido a una generación de músicos de jazz andaluces que destacan tanto por su calidad como instrumentistas como por la entidad de la música que componen e interpretan.

La presencia de Cortejosa en Sevilla no es algo raro ni excepcional. Hace dos semanas lo vimos tocar con la Andalucía Big Band en el Festival de Jazz de la Universidad de Sevilla y antes de la pandemia, en el mes de febrero, lo vimos con el dúo cordobés R.A.ZZ, como músico acompañante, cuando presentaron su álbum Miscelínea; este año también ha tocado alguna noche en el ya desaparecido Café-Jazz Naima. Este lunes tuvimos la oportunidad de asistir a un concierto suyo en el Espacio Turina, dirigiendo su banda y presentando sus trabajos.

Cortejosa, a base de trabajo y talento, ha conseguido ser una referencia en la actual escena jazz de Andalucía. La música que hace se puede relacionar con lo que el músico y musicólogo estadounidense Gunther Schuller, ya en la década de 1950, denominó third stream (tercera corriente), designando trabajos que tomaban las técnicas de composición de la música académica contemporánea y eran ejecutados con el espíritu y la capacidad improvisatoria del jazz. Una forma de hacer jazz que hoy se ha generalizado y está en la base del trabajo de muchos músicos, aunque, en el caso de Cortejosa, podemos encontrar además muchos otros elementos musicales que lo relacionan con otras músicas, por ejemplo el rock progresivo o el eclecticismo sonoro del free jazz.

Cortejosa dirigiéndose a la banda en un momento del concierto. Cortejosa dirigiéndose a la banda en un momento del concierto.

Cortejosa dirigiéndose a la banda en un momento del concierto. / Antonio Torres

El grupo que lo ha acompañado en este concierto estaba formado por Amada Blasco en voz poética, Javier del Barco en la batería, Alvaro Vieito a la guitarra, Rubén Carlés al contrabajo y Juan Galiardo en el piano. Todos ellos propiciaron esa sonoridad atmosférica y abierta que caracteriza la música de Cortejosa, donde la melodía se abre paso entre diferentes timbres flotantes y cálidos.

La base del concierto ha sido el álbum 12 días, publicado en 2015. Un experimento de Pedro Cortejosa que consistió en componer un tema al día durante doce días seguidos. Una especie de diario musical que terminó en forma de grabación discográfica y publicada en disco por Blue Asteroid Records. De este álbum interpretaron tres temas. La banda también interpretó temas antiguos como el bellísimo Levante en calma y nuevos; los temas pertenecientes a la suite Frankenstein, una composición de Cortejosa basada en la película El doctor Frankenstein, de James Whale de 1931, y que la Andalucía Big Band grabará a final de año para lo que será su segundo álbum. Hay que destacar el tema que cerró el concierto, otra nueva composición, Un día posible. Magnífico final de un entrañable concierto.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios