Polémica El dueño de un pub de Sevilla se muestra arrepentido tras no dejar entrar a jóvenes con diversidad funcional

Arte

Muere Carmen Laffón, una artista incontestable

  • La pintora sevillana ha fallecido a consecuencia de un ictus este domingo a los 87 años en su casa de Sanlúcar de Barrameda

  • Deja como legado una prolífica obra en la que destacan la sutileza y la emoción contenida

Carmen Laffón en una exposición suya en Cádiz este verano.

Carmen Laffón en una exposición suya en Cádiz este verano. / Miguel Gómez

Carmen Laffón ha muerto, días después de sufrir un ictus, la madrugada de este domingo a los 87 años en su casa de La Jara, en Sanlúcar de Barrameda, en el mismo paisaje que descubrió siendo una niña gracias a su maestro el pintor Manuel González Santos y que incorporó con extraordinaria delicadeza en su obra.

Laffón deja atrás una de las carreras más incontestables en el mundo del arte: tuvo la capacidad poco frecuente de realizar una búsqueda personalísima y suscitar el consenso, una rara proeza que sólo conquistan unos pocos elegidos. En su personalidad destacaban dos rasgos: una humildad también impropia del oficio y una vocación rayana en el entusiasmo que desplegó con una admirable disciplina.  

En su discurso de ingreso en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando -fue la segunda mujer que ingresó en la institución tras la mezzosoprano Teresa Berganza-, Laffón contaba el deslumbramiento que le brindaron las primeras visitas a La Jara, donde descubriría el valor de lo modesto, esa belleza discreta y sin subrayados que luego sublimó en su obra. Su mirada apreciaba el destello en los rincones y los objetos sutiles, como las viñas y las salinas. Y en su paleta todo cobraba una nueva elegancia: el majestuoso perfil del Coto de Doñana invoca a una rara intimidad en sus cuadros, la silueta de Sevilla se difuminaba con una gracia insólita. 

Dos rasgos destacaban en ella: una humildad impropia del oficio y una vocación rayana en el entusiasmo

Carmen Laffón, que esta misma semana era nombrada por la Universidad de Jaén doctora honoris causa, fue Hija Predilecta de Andalucía y Premio Nacional de Artes Plásticas entre otros reconocimientos. En 2016 el Grupo Joly y la Fundación Persán le concedieron el Premio Clavero, en cuya entrega volvió a demostrar que era una persona muy querida. "Cuando alguien se dedica a algo tan falto de certezas como el arte", comentó en esa entrega, refiriéndose a sus familiares y amigos, "puede llegar a sentirse solo o desamparado en algunos momentos del camino, pero vuestro apoyo me ha ayudado siempre a seguir adelante, y puedo decir, sin duda, que sois otro premio en mi vida", dijo entonces.

En los últimos años había protagonizado un completo Semestre Laffón con exposiciones en la Fundación Cajasol, el Museo de Bellas Artes y el CAAC. Cajasol, la entidad que más fondos posee de la creadora sevillana, repasaba su trayectoria a través de las piezas de la fundación, entre las que destacaban obras de juventud como Muchacha de espaldas, que realizó tras una etapa en Italia, y la madura y meditada Mis padres en el jardín, un homenaje a sus progenitores atravesado por esa emoción contenida que caracteriza su obra. El Bellas Artes, entretanto, acogió El estudio de la calle Bolsa de Sanlúcar de Barrameda, una muestra en la que volvía de manera simbólica al estudio en el que trabajó en la localidad gaditana y en el que dio forma a conmovedoras vistas de Sanlúcar.

Carmen Laffón, con las autoridades en la inauguración de 'La sal', la muestra del CAAC. Carmen Laffón, con las autoridades en la inauguración de 'La sal', la muestra del CAAC.

Carmen Laffón, con las autoridades en la inauguración de 'La sal', la muestra del CAAC. / Juan Carlos Muñoz

El CAAC, mientras, hacía hincapié en las últimas propuestas de una artista incansable que nunca dejó de crecer: La sal, una serie prodigiosa en la que indagaba en los tonos blancos y azules y la línea del horizonte y donde reivindicaba de nuevo, con la audacia de los grandes formatos, esa belleza inesperada que poseen los lugares menos evidentes como las salinas de Sanlúcar. "Tal vez no sean el motivo mas habitual en la tradición de la pintura de paisaje", señaló en la inauguración de aquella muestra el director del CAAC, Juan Antonio Álvarez Reyes. "Y sin embargo, Carmen siempre ha buscado alejarse de lo exótico, de lo lejano. Su vida ha sido un viaje continuo desde Sevilla hasta Sanlúcar. Ella necesita lo cotidiano para su investigación artística". 

Este 2021 la obra de Laffón regresaba a Madrid con dos exposiciones en el Jardín Botánico y la galería Leandro Navarro. En febrero se presentó el Catálogo Razonado de su extensa producción, un recorrido que abarcaba desde la década de los 50 hasta hoy y que reúne 1.305 obras. Aquel proyecto "era necesario", contó su amigo y especialista en su trabajo Juan Bosco Díaz-Urmeneta, también fallecido este año, por la "dispersión" con la que están repartidas por el país sus creaciones. "Salvo la Fundación Cajasol, ninguna institución tiene una muestra amplia de su trabajo. Sus obras están distribuidas entre colecciones públicas y privadas, y en compradores ocasionales, gestionadas a veces por galerías que ya no existen. Un catálogo razonado era el modo de garantizar, al menos en principio, una visión integrada y unitaria de la obra", explicó entonces el investigador.

La parroquia de San Nicolás, en Sevilla, a la que estaba vinculada su familia, celebrará mañana lunes su funeral a las 10:00. En el mismo barrio, su padre, el pediatra Manuel Laffón, tenía su consulta en la calle Vírgenes, donde vivió su hija.  

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios