Cultura

El Museo Picasso de Málaga amplía su colección artística por 2,7 millones de euros

  • Las 6 donaciones y 72 adquisiciones se podrán ver, junto a otros 43 préstamos, a partir del próximo 22 de marzo

La relación del autor del Guernica con su ciudad natal no deja de ganar episodios históricos para la posteridad. A finales del año pasado, las dos fundaciones que hasta entonces se habían encargado de la gestión del Museo Picasso Málaga formalizaron su fusión, en un acto presidido en la misma pinacoteca por José Antonio Griñán, que quedó materializada en la constitución de la nueva Fundación Museo Picasso Málaga. Legado Paul, Christine y Bernard Ruiz-Picasso. Y ya entonces se anunció la primera jugada maestra de la recién nacida entidad: la ampliación de la colección permanente del Museo Picasso Málaga en 78 obras, 72 adquisiciones y 6 donaciones, procedentes de la propia familia Ruiz-Picasso, a las que se añadían 43 cesiones temporales en comodato. La noticia significaba un crecimiento exponencial de la colección permanente, desde las 155 piezas conservadas entonces hasta un total de 233 en propiedad. Ayer llegó el momento de conocer la naturaleza de esta ampliación, en una rueda de prensa compartida por la consejera de Cultura, Rosa Torres; el director artístico del museo, José Lebrero; el presidente del Consejo Ejecutivo de la Fundación Museo Picasso, Bernard Ruiz-Picasso; y la copresidenta de la Fundación Almine y Bernard Ruiz-Picasso para el Arte (responsable de los préstamos y las donaciones), Almine Rech. En este encuentro, Torres explicó que la inversión para las adquisiciones asciende a 2.750.000 millones de euros, y que, si bien el precio en el mercado de las 72 obras (22 dibujos, 46 grabados y cuatro libros ilustrados) se fija en 3.694.250 euros, "Bernard Ruiz-Picasso nos ha concedido un descuento del 25% hasta el coste definitivo". Igualmente, la consejera explicó que este desembolso "sale de la reserva para adquisiciones que hemos ido acumulando desde la fundación del museo con los protectores privados, cuyo principal apoyo proviene de Unicaja". Torres puntualizó que, tras el abundante gasto, dicha reserva "no se ha agotado" y que las cantidades aplicadas para la operación "provienen en su totalidad de Unicaja".

Las seis donaciones corresponden a los dibujos Dos hombres alimentando una estufa (1902) y Cabeza (1933) y los grabados Los saltimbanquis (1905), En el cabaret (1934), Mujer que llora ante un muro (1937) y Dos mujeres con mirones (1968). En cuanto a los préstamos temporales, la propia Almine Rech explicó que de las 43 obras cedidas con un plazo de quince años catorce corresponden a "obras maestras que estaban ya cedidas al museo en virtud de los acuerdos precedentes entre las dos fundaciones que crearon el museo", como Olga con mantilla, Retrato de Paulo con gorro blanco, Madre y niño, La niña y su muñeca (Lola), Naturaleza muerta geométrica con partición, Retrato de mujer con vestido de cuello verde, Personaje y las esculturas Cabeza de Fernande y Bañista jugando, que permanecerán así en el Museo Picasso Málaga durante al menos otros quince años. Rosa Torres apuntó que el precio actual en el mercado de estas 43 obras, "que son las que no podemos comprar", alcanza los 301.100.000 euros.

El conjunto de dibujos, grabados y libros ilustrados que conforman las 72 adquisiciones constituye un amplio recorrido estético y biográfico por la trayectoria de Picasso, desde 1896 (cuando tenía 15 años) hasta 1968. Lebrero anunció que la renovación de la colección, una vez incorporadas las adquisiciones, se presentará al público el 22 de marzo, con la consiguiente ampliación del catálogo. El director apuntó que la nueva configuración de los fondos permitirá acometer "una narración contemporánea e inédita de la obra de Picasso", con dos objetivos primordiales: "Mejorar la calidad de la visita y conceder más importancia si cabe al estudio de la obra del artista".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios