Concierto multitudinario La cantante atrae a más de 20.000 personas de fuera de la provincia

Sevilla se cita esta noche con Madonna en la Cartuja

  • La Reina del Pop mostrará hoy el montaje de su gira 'Sticky & Sweet Tour' ante 40.000 espectadores · El Ayuntamiento probará su dispositivo especial · Los hoteleros estiman que su visita reportará a la ciudad más de 8 millones de euros

Esta noche Madonna recompensará a sus fans españoles en la que es su primera visita a Sevilla. El concierto que ofrecerá a las 21:30 en el Estadio de la Cartuja dentro de su gira Sticky & Sweet es el primero de los dos que la artista norteamericana dará en España. Ayer por la mañana llegaron los últimos camiones desde Lisboa, donde la diva dio su último concierto el domingo. Los vehículos transportaban el equipo de iluminación y sonido, que era lo único que restaba para completar la instalación del escenario.

El Estadio de la Cartuja se encuentra fortificado para todo aquel que no tenga una credencial de prensa o forme parte del equipo de la gira. El túnel norte del recinto registraba ayer un tránsito fluido de camiones y remolques que llevaban hasta el escenario el equipo de sonido y lo necesario para dar los últimos retoques al decorado. El personal de seguridad no deja que nadie acceda a la explanada en la que están aparcados los autocares en los que se custodia, entre otras cosas, el vestuario del concierto. "Han venido diarios hasta de Moscú intentando entrar", explicaba uno de los guardas refiriéndose a la trascendencia internacional que ha tenido la parada de la gira de Madonna en Sevilla.

Los técnicos de la gira trabajaron ayer repartidos en distintos turnos para que todo estuviese listo hoy para el concierto de la estadounidense. Ya pudieron verse las vallas colocadas delante de las puertas de entrada al estadio, que abrirán esta tarde a las 18:00, y que están más reforzadas en los accesos correspondientes a la zona más próxima al escenario, el front stage barricade. En la Puerta Cero estaba el mediodía de ayer un grupo de jóvenes sevillanos sentados en el suelo y provistos de sacos de dormir y mochilas. "Llevamos aquí desde las nueve de la mañana, queremos ser los primeros en entrar", comentaban los fans, para los que era su primer concierto de la cantante norteamericana, y que confesaban esperar que el evento sea "un gran espectáculo".

Las calles de la ciudad también recibieron ayer a muchos de los asistentes a la cita con la ambición rubia, que provienen de diversos puntos de España y del extranjero. Un ejemplo es un matrimonio que viene desde Madrid que compró las entradas para Sevilla "en cuanto supimos que se cancelaba el concierto" allí. Según los últimos datos, se prevé más de 40.000 asistentes al concierto, de los cuales 24.000 vienen de fuera de Sevilla. La Asociación de Hoteleros de Sevilla estiman en 8,3 millones de euros los beneficios por el concierto. Según fuentes de Fnac, "siguen vendiéndose entradas, aunque ahora es un goteo", y según las estimaciones de la promotora del concierto, Doctor Music, "podrían llegarse hasta las 50.000".

En cuanto al dispositivo previsto por el Ayuntamiento para el concierto, ayer se ultimaban los preparativos de los distintos aparcamientos, que se situarán en torno al estadio, y que tendrán espacios diferenciados para los distintos tipos de vehículo. Así, los autobuses se estacionarán en la zona próxima a la Escuela Superior de Ingenieros, la parada de las lanzaderas de Tussam estará en la Barqueta y éstas llevarán al público hasta la zona próxima al puente de la SE-30; la parada de taxis estará en los aparcamientos propios del estadio, y los terrenos más cercanos al complejo deportivo acogerán los parkings para vehículos de servicio. A última hora de la tarde de ayer, a estos espacios se sumaron las 1.000 plazas de aparcamiento que pertenecen a Isla Mágica situadas frente al Teatro Central, y que podrán ser utilizadas por los asistentes al concierto desde las 18:00 hasta una hora después de que termine por tres euros.

Además, el Consistorio ha informado de que ha llegado a un acuerdo con Doctor Music para que dos grupos de jóvenes de entre 17 y 20 años de sectores de población desfavorecidos puedan acudir mañana al concierto de la estadounidense en el Estadio de la Cartuja, eximiéndoles también de pagar el billete de la lanzadera.

Anoche, en la ciudad, todo eran rumores sobre el paradero de la cantante, que tenía reservada toda la primera planta y la Suite Real del Hotel Alfonso XIII y, por si fuera poco, habría declarado su intención de visitar a la Virgen Macarena en su Basílica y de asistir a algún espectáculo flamenco de la Bienal. Ni en el Alfonso XIII ni en la Hacienda La Boticaria, donde también hizo una reserva, confirmaron la llegada de Madonna en una jornada en la que fue perdiendo gas la posibilidad de que se alojase en casa del torero Emilio Muñoz, junto al que realizó en los años 90 el videoclip de Take a Bow.

18:00

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios