Cultura

Las cifras del Circo del Sol en Sevilla

La carpa azul y amarilla visita por primera vez Sevilla. La carpa azul y amarilla visita por primera vez Sevilla.

La carpa azul y amarilla visita por primera vez Sevilla. / Cirque du Soleil

El Circo del Sol está de vuelta en Sevilla, dos años después de su última visita a la ciudad, para ofrecer su espectáculo Kooza hasta el 8 de marzo. La compañía trae además a la ciudad por primera vez su carpa azul y amarilla con la que se dio a conocer en sus orígenes.

La llegada de un espectáculo como el del Circo del Sol acarrea además cifras mareantes en cuando a la logística que lleva asociada, además de generar empleos en la ciudad.

Los números, como suele suceder con el Circo del Sol, son de infarto: con el espectáculo se desplaza un equipo de 122 personas de los que medio centenar son artistas de veintiséis nacionalidades distintas (incluidos tres españoles) entre acróbatas, bailarines, músicos, payasos y demás figuras.

Además, el circo contrata a otros ciento cincuenta técnicos en cada una de las ciudades que visita. La compañía emplea 95 contenedores para desplazar las cerca de mil toneladas que pesa el equipo, incluidas 3.500 piezas de vestuario en continua supervisión (en cada función se emplean 1.200).

La carpa que se eleva en Sevilla en el Charco de la Pava sobre una superficie de 17.000 metros cuadrados, es la joya de la corona: hacen falta entre siete y diez días para completar la instalación y entre dos y tres para desmontarla.

Los cocineros preparan entre doscientos cincuenta y trescientos menús diarios, con dietas bien específicas para los artistas. Y otro dato curioso: cada uno de los cincuenta artistas que comparecen en escena es responsable de su propio maquillaje, una tarea en la que pueden invertir hasta noventa minutos antes de cada función.

Tal y como explica Jamie Lindenburg, asistente en la dirección artística, para coordinar un colectivo tan diverso en cuanto a orígenes, códigos culturales y dedicación “hace falta mucha mano izquierda, mucha capacidad de gestión. Sin embargo, en Kooza funcionamos ya como una gran familia, con nuestro tío, nuestra abuela, nuestro primo, nuestro padre y nuestra madre”.

Eso sí, en la gira viajan además unos treinta familiares de los artistas, cifra que se multiplica en la primera función de cada ciudad con tal de que los mismos se sientan más arropados en los estrenos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios