DIRECTO Minuto a minuto del Sevilla-Mallorca

AYER me diste el plantón en Santa Justa, bruja engañosa. Que fui a esperarte, como me dijiste, atento al traje de flamenca que llevarías en una funda, y no tuve forma de verte.

-Es que eres un inocentón y mira que llevas tiempo tratando conmigo. ¿Tú te crees que voy a viajar en las apreturas del AVE, con lo prodigiosa que es mi escoba para llevarme de una parte a otra en un santiamén?

-¿Santiamén? Me tienes desconcertado, bruja confundidora. Cualquier día se te escapa un vade retro Satanás y ya verás como caes de la escoba prodigiosa al inframundo de los infiernos.

-O cambio los embrujos por milagros, no te digo, y entonces me hago santa.

-Y por qué demonios me hiciste esperar si no pensabas aparecer por los andenes de Santa Justa.

-Precisamente, escribiente ingenuo, para que tuvieras oportunidad de encontrar la preparada compañía de una viajera a la que hechicé en el aeropuerto de Barcelona porque parecía acudir a la Feria para consolar un contratiempo y que le quitaran lo bailao.

-¿Por eso el traje de flamenca en una bolsa de viaje?

-No sólo por eso, atontolinado, sino para que pudieras dar con ella, ya que estaba predispues-ta, por mor de mi encantamiento, para dejase encontrar.

-Pero yo te esperaba a ti y no se me ocurrió pensar en ninguna diablura de tu brujería.

-No sé cómo tomármelo, plumilla tímido, pero ya me di cuenta de que perdiste la oportunidad porque la viajera embrujada estaba ayer en la primera visita turística a la Feria, desde la Caseta del Turista, compuesta y sin compañía.

-Conque te encontrabas en esa caseta, bruja ubicua, donde harías de las tuyas porque me han contado que, tras la primera visita, los turistas acabaron más confundidos que cuando la empezaron.Y eso que el guía parecía un feriante erudito.

-Una no está ya para contratos temporales, de hechizos de ocasión, y en Fiestas Mayores solo me quieren para estos días de Feria, sin ni siquiera hacerme fija discontinua. De modo que, como todavía no hay sindicato brujas, ni Satanás está dispuesto en los aquelarres a suscribir un convenio colectivo, me dio por el boicot y trastorné el entendimiento del guía, aunque sin mu-cha maquinación embrujada porque me lo puso fácil.

-Digo yo que hacer de la Feria una ruta turística es algo arriesgado porque el juego de los escaparates, para dejarse ver, o la cuidada naturalidad festiva no se prestan bien a una interpreta-ción si quiera sea antropológica, por referida a los usos y costumbres de los feriantes, en la ob-servación, acaso absorta y sorprendida, de los turistas de feria.

-Eso mismo, plumilla pensante, eso mismo me valió para provocar un entuerto, porque los turistas llegaban dispuestos a la extrovertida y chispeante alegría de la fiesta y no a una antropológica exégesis de los comportamientos sevillanos en momentos de feria.

-Para eso basta con los tópicos, bruja perversa, y quizás resulte mejor convertir la Caseta del Turista en un Observatorio de la Feria, aunque estos entes instrumentales estén en el punto de mira de las diabluras políticas. Cuánto sabrás también de estas, bruja sectaria -de la secta satánica, eh, que no pienso en otra cosa-.

-Eres un suavón, plumilla de pellizcos, pero, como van a despedir al guía, déjate de observatorios y espero que cuenten con mis servicios para que los turistas no quieran salir de la Feria.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios