Galería gráfica 📷 Búscate en las fotos del concierto de KASE.0

El guion con las previsiones se va cumpliendo. Tranquilos, el 14 de mayo vamos a asistir a una impactante actuación de la intérprete española en el Festival de Eurovisión y la contemplaremos en los votos en la parte alta de la tabla. Se nos había olvidado qué era eso.

Se acabó, al menos por este año, la sucesión de países pasando olímpicamente. Vamos a escuchar más de un "Spain..." (se pronuncia de 8 puntos para arriba) y más de un "twelve points for... Spain". Garantizado. Por lo menos ya podemos ir planeando una sobremesa de cena divertida. Eurovisión es para disfrutarlo en casa, como una larga noche de uvas (como una buena noche de Falla). Lo de verlo en el cine, como ha previsto una empresa distribuidora, tiene su punto forofo enarbolando la bandera mientras al lado se rebañan palomitas.

El 14 de mayo va a ser una noche para disfrutar porque hace casi tiempo que no se tenían unas percepciones así. Con la vista atrás, lo de Chanel no es la sugestión de Rosa. Por mucha fantasía que se insuflara, la canción de la granadina de OT quedó sobrada con el séptimo lugar, para decepción nacional.

¿Y qué va a pasar con Chanel? Yo que llevo más de 30 años viendo Eurovisión (49 para ser exactos) ya dijimos aquí en enero lo que va a pasar. Pero a día de hoy sigamos diciendo que España tiene reservado un puesto en el Top 5, que es lo que acaban de ratificar las casas de apuestas, que a tres semanas ya hilan fino. Esa posición no la acariciaba un tema español desde los tiempos de Anabel Conde, hace casi 30 años.

Hay una canción con ritmo, latina, nuestra, con la mejor coreografía vista ahí y una artista sin mal rollo que la defiende donde sea (hay que escuchar la versión acústica). Sus rivales son tremendos: Italia, Suecia, Reino Unido y una Ucrania con evidente dosis extra de sentimiento y solidaridad.

El resultado no va a ser lo de menos porque será muy bueno. Por lo pronto saboreemos el horizonte porque los espectadores españoles no se han visto en otra desde los tiempos de Zarra.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios