25-N… ¿Y los ERE qué? (Otro día de vergüenza para la política andaluza)

El Parlamento lee un manifiesto en contra de la violencia de género. El Parlamento lee un manifiesto en contra de la violencia de género.

El Parlamento lee un manifiesto en contra de la violencia de género. / J. Muñoz / Efe

1

Asombrosamente Marta Bosquet, al expresar su deseo frustrado de una declaración unánime del Parlamento contra la violencia machista, se lamentó de que "algunos grupos" no compartan que ésta exista. ¿Algunos grupos? A ver, a ver, ¿algunos grupos? Quizá la señora Bosquet crea que puede decir "algunos grupos" como Rajoy decía "esa persona de la que usted me habla". Pero sólo hay un grupo negacionista de la violencia machista y es Vox. Sólo son tres letras y no es difícil de decir: Vox. Una sílaba, corto y sencillo: Vox. Pero a la señora Bosquet no le sale, sin duda porque prefiere no mencionar a sus incómodos aliados parlamentarios.

La presidenta del Parlamento de hecho maniobró para boicotear el acto del PSOE, después de haber renunciado a tomar la iniciativa para buscar el consenso: "No me corresponde a mí, sino a los partidos". Más tarde, ante la iniciativa del PSOE para firmar y leer un manifiesto, Bosquet se desdijo y promovió un acto institucional previsiblemente a instancias de San Telmo para arrebatar la foto al PSOE al que de momento la consigna es no darles un centímetro para respirar bajo la lluvia ácida de la sentencia de los ERE. Todo terminó en una comedia de enredo con dos actos paralelos. Eso sí, más triste que cómica. El 25-N merecía algo más de altura en vez de ese maniobrerismo ramplón. Al menos la presidenta del Parlamento, siquiera alguna vez como por error, podría actuar fuera de las trincheras partidistas.

2

Ciudadanos, por supuesto, tiene un discurso duro sobre la violencia machista. Y Sergio Romero no escatimó palabras duras contra… ¡bingo! no contra Vox, sino contra el PSOE. El portavoz parlamentario de Cs, ante una oportunidad pintiparada para marcar distancia con la extrema derecha –sería inútil esperar el coraje y la determinación de Villacís, pero al menos un cierto discurso crítico– no dudó en buscarse un argumento para cargar contra el PSOE. Con la mano izquierda vende consenso sin fisuras en la primera línea, y con la mano derecha abre fisuras golpeando al PSOE a continuación. ¿De verdad era el día?

En el PSOE ya saben que van a tener un durísima travesía del desierto, después de la sentencia del megaescándalo de los ERE. Como les advirtió Bendodo, tienen al menos para dos legislaturas bajo esa losa. Marín insistió en que "afecta al pasado, al presente y al futuro del PSOE". El propio Romero negó que pueda llegar a haber regeneración: "Nunca, nunca, nunca". Pero, considerando que ellos mismos anuncian que van a estar años golpeando con los ERE, mientras se prolonga el horizonte penal, la pregunta parece simple: ¿ni siquiera la violencia de género da para elevarse un poco sobre el barro siquiera por un día?

3

Incluso Adelante Andalucía se ha sumado, claro está, a ese acoso para asfixiar al PSOE. Ante la extrema debilidad del Partido Socialista, que además sigue sin dar señales de tener una estrategia para contrarrestar la presión, han visto una oportunidad para tratar de recuperar terreno. De hecho, Adelante Andalucía sí acudió a la lectura del manifiesto del PSOE, pero minutos después de anunciar la decisión de solicitar a reprobación de los gobiernos del PSOE. Un torpedo directo a la línea de flotación socialista. También para Adelante era prioritario su titular.

Con el anuncio de la reprobación, que incluye a Griñán y a Susana Díaz, Adelante Andalucía incluye en el pack a los consejeros de IU que estuvieron en el Gobierno Griñán y que pactaron también con Susana Díaz. O sea, se incluyen a sí mismos, porque IU es parte de Adelante Andalucía. Eso podría parecer un gesto ejemplar pero cuesta creerlo. De hecho después se justificaron: "No pedimos la reprobación de personas, sino de políticas". Claro que las políticas las hacen personas… y reprobar gobiernos es reprobar a personas. Ya sea por torpeza, ya sea por dogmatismo, Adelante va a reprobar también a IU. Se diría que les ha perdido la prisa por mantener la presión sobre el PSOE y anunciar la medida para robarles el titular del día… sin pensar que precisamente ese no era el día para robarles el titular.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios