Análisis

Esperanza Gómez Corona

Profesora Titular de Derecho Constitucional

Manuel Clavero, in memoriam

Ojalá su capacidad para el consenso estuviera presente en los dirigentes actuales

Ha muerto D. Manuel Clavero Arévalo y como profesora de Derecho Constitucional y como coordinadora general de Más País Andalucía, quiero mostrar mi reconocimiento a una persona determinante para conformar lo mejor de Andalucía.

Maestro de varias generaciones de juristas, fue de las pocas personas que en una época tan compleja como la Transición, creyó en Andalucía, en nuestra autonomía. Como ministro de la UCD para las Regiones durante los años que fueron de 1977 a 1979, impulsó un modelo federalizante en el que los territorios podían acceder al mismo nivel de autogobierno, en igualdad de condiciones.

Ese "café para todos" tan denostado por los defensores de los privilegios territoriales exclusivos para algunas comunidades autónomas, constituyó la expresión más democrática y federal de la interpretación del Título VIII de la Constitución Española.

Ese compromiso con la igualdad territorial y con Andalucía lo llevó hasta su último extremo cuando su partido, la UCD, optó por obstaculizar el referéndum para la autonomía celebrado en el aquel ya lejano 28 de febrero de 1980.

Don Manuel Clavero optó por dimitir como ministro de Cultura y participar activamente en favor del sí en ese referéndum, aportando al consenso autonómico una parte importante del electorado conservador sin el cual, posiblemente, el referéndum del 28 de febrero no hubiera alcanzado el éxito que tuvo entonces.

Y sobre esa base, sobre el triunfo histórico del 28-F, se ha construido no sólo la autonomía andaluza, sino lo mejor del actual Estado autonómico.

Hoy, cuando estamos sufriendo una derecha que lejos de oponerse a la ultraderecha, pacta con ella y asume su discurso, se deja sentir la ausencia política de don Manuel Clavero, como modelo de político democrático, culto, andalucista y europeísta, que tanto necesitamos en España y en Andalucía.

Por todos estos motivos y desde una posición política, que, sin duda, se encuentra alejada de sus planteamientos, quiero rendir mi pequeño homenaje de admiración y de reconocimiento por su compromiso y por su legado.

Ojalá su capacidad para tejer consensos constructivos desde la igualdad territorial y desde el compromiso con Andalucía estuviera presente en nuestros dirigentes actuales.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios