En pleno fragor de las nuevas ministras y ministros prometiendo, en otra mañana de alergia al Crucifijo, el alcalde Juan Espadas presentó con devoción el proyecto para construir un nuevo barrio en Palmas Altas. En esta zona de la ciudad, en el sector sur, se está construyendo un gran centro comercial, anunciado como el mayor de Sevilla. Y ahora, tras el acuerdo alcanzado, se ha confirmado que Metrovacesa va a invertir 400 millones en un nuevo barrio, donde vivirán unas 9.000 personas en 2.870 viviendas, de las que unas 1.200 serán VPO, entre las que habrá 680 municipales. Las obras empezarán el próximo año si Dios quiere. Con este acuerdo también queda claro que Juan Espadas y Antonio Muñoz apuestan por el ladrillo.

El barrio de Palmas Altas nacerá con todos los encantos para ser una zona residencial a considerar. Contará con los equipamientos básicos, según se ha anunciado, además de tener cerca el nuevo centro comercial. También queda cerca de Bellavista. Según el alcalde, es un motivo más para justificar la línea 3 del Metro, entre Pino Montano y Los Bermejales. En verdad, ya sólo dependen de ellos: de él mismo, del consejero Felipe López (que es buen amigo suyo) y del nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que siendo de la cuerda sanchista pero que muy sanchista del PSOE no se querrá indisponer, ahora que van de buen rollito con Susana.

Para que el nuevo barrio de Palmas Altas no colapse el tráfico de la zona sur, con los accesos a la SE-30, la autovía a Cádiz y el puente del Centenario, será imprescindible que se cumpla lo anunciado: nuevas conexiones con la avenida de la Raza y la SE-30, además de Bellavista por el sur. Todo eso sin olvidar que la avenida de la Raza deja mucho que desear como presunta avenida, y ya está colapsada a diversas horas, igual que las conexiones con la SE-30.

Es un proyecto ambicioso. Puede contribuir a que Sevilla tenga dos concejales más en el Ayuntamiento, superado el listón de los 700.000 habitantes. A este crecimiento por el sur, se suman los de otros puntos cardinales, sobre todo los del este de Sevilla, donde también anunciaron el barrio de la Hacienda del Rosario. Pronto habrá otro incremento de cofradías de vísperas, hermandades de gloria y del Rocío, procesiones eucarísticas y cruces de mayo. Eso también hay que tenerlo en cuenta, no basta con crear líneas de autobuses. Sevilla se está haciendo demasiado larga.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios