Oposiciones Plazos y fechas de los exámenes para administrativos del Estado

Análisis

Fernando Faces Santelmo Business School

Solidaridad energética a la carta

Putin está utilizando el gas como arma militar para ganar la guerra. Como torturador experimentado y frío, practica una tortura gradual, con el objetivo de conseguir el derrumbe moral y la desunión de Europa. La Comisión Europea (CE) espera un corte total del suministro de gas antes del invierno. Por esta razón ha propuesto un reglamento, de aplicación entre el 1 de agosto y el 31 de marzo, que garantice un ahorro del 15% en el consumo de gas de la UE. El Instituto Bruegel había estimado en un 15% el déficit de gas de la UE ante un corte total. El reglamento tiene un doble objetivo: reducir en un 15% el consumo de gas y establecer un marco de solidaridad de los países excedentarios en gas hacia los deficitarios. Los sistemas energéticos y la situación de la dependencia de Rusia son muy heterogénea. Los países bálticos tienen una gran dependencia, que puede alcanzar el 80%. Alemania ha llegado a tener una dependencia del 55%, a día de hoy el 26%. España es de los países con menor dependencia, el 10%.

La propuesta de la CE fue cuestionada por España , Portugal, Grecia, Italia, Polonia y Hungría, por distintos motivos. Nuevamente la unidad y solidaridad de Europa estaban en cuestión. Podía ser la primera victoria de Putin. Alemania era la principal defensora de la propuesta de la CE. La ministra de España, Teresa Ribera, la consideraba desproporcionada, ineficiente e injusta. Objetivamente la propuesta de la CE era injusta e ineficiente, ya que no había considerado la situación heterogénea de los países dentro de la UE en cuanto a la existencia de islas energéticas sin conexiones con Europa (Malta, Chipre o Irlanda) o con insuficiencia de conexiones (España y Portugal). Tampoco se habían considerado las capacidades de almacenamiento potenciales y reales, la capacidad de regasificación y el esfuerzo exportador a la UE. Teresa Ribera argumentaba que no se había tenido en cuenta ni el nivel de almacenamiento y capacidad de regasificación de España, ni Las exportaciones de gas a otros países europeos, que podían multiplicarse por tres . Tampoco convencía a algunos países que la señal de alerta energética y la obligatoriedad de las medidas fuera a iniciativa de la CE y no del Consejo Europeo.

En el Consejo Europeo de Energía de ayer se ha llegado a un acuerdo. La alerta de emergencia energética y la obligatoriedad de las medidas de ahorro serán a iniciativa del Consejo Europeo, por mayoría y a petición de cinco de sus miembros. Dada la heterogeneidad energética de los países de la Unión se establecen excepciones. Se exime del cumplimiento obligatorio a aquellos países que sean islas sin conexión (Chipre, Malta, Irlanda) o tengan sistemas eléctricos sincronizados totalmente dependiente del gas ruso. También se verán mermadas las exigencias de ahorro energético a aquellos países, como España, con una conexión insuficiente con la UE, grandes porcentajes de almacenamiento y de regasificación y que se comprometan a volúmenes crecientes de exportación de gas a los países deficitarios.

España ha liderado la rebelión del gas, pero también ha contribuido a preservar la solidaridad y la unión energética, aunque sea una solidaridad a la carta.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios