Terremoto en Murcia... y operación Illa en Andalucía: M. J. Montero

Diez negritas

Diez negritas

EL bibloquismo es un hecho. Ahora más: bibloquismo polarizado (cada vez más). Todos han renunciado, sacrificado o perdido la referencia del centro. Cs, paradójicamente, también, desde dos años atrás con Rivera a los mandos, cuando no apostó por el pacto de 180 con el PSOE tras impedir el cambio en comunidades quemadas del PP, caso de Madrid, como había hecho en Andalucía. El CIS ya reflejaba un escoramiento de Cs de dos puntos a la derecha. Los nacionalismos, en especial CiU, se habían echado al monte, aunque el PNV conserve algo de serenidad ignaciana. No es raro que aflore cierta melancolía. La vieja alternancia de PSOE y PP, con el eje del Pujol pragmático de “la pela es la pela” y el PNV con su fuero ventajista, era un marco simple. Su desmoronamiento propició no sólo un tablero complejo, sino tensiones populistas y nacionalistas con ofertas radicales. El espectáculo de estos días, mientras la pandemia asola el país, es desmoralizador.

Hasta el oasis andaluz

1. Juanma Moreno

“Es una irresponsabilidad, una gravísima irresponsabilidad por parte de Sánchez y el PSOE que haya estado semanas solo y exclusivamente trabajando en urdir mociones de censura en comunidades como Murcia, Madrid, Castilla León, incluso Andalucía”.

El presidente andaluz señala incluso Andalucía. Peca de sobreactuación, con la estratagema ciceroniana ante Catilina. No obstante, la reunión de Rocío Ruiz y Susana Díaz, bien agitada por ellas, ha servido para abonar las cábalas. La escenificación de Moreno y Marín cortó cualquier duda. Al cabo, Andalucía es la excepción. Ciudadanos sí pudo traicionarse en Murcia, Madrid o Castilla y León, donde el PP llevaba décadas en el poder, en algunos casos con demasiada corrupción, puesto que allí no ejerció su función regeneradora de propiciar el cambio. En Andalucía sí. Aunque para el votante de Ciudadanos, tras lo sucedido en Murcia, aflorarán dudas: ¿el plan de Rocío Ruiz es devolver Andalucía al PSOE?operación illa andaluza

2. María Jesús Montero

“Será el presidente el que tenga sobre mí la autoridad para trasladarme cuáles son sus preferencia, circunstancia que no se ha producido; y, por tanto, sigo trabajando con absoluta normalidad”.

Montero no descarta la posibilidad –lo que descarta es especular ahora sobre ello– de ser candidata en Andalucía. Naturalmente dependerá del pulgar de Sánchez, que es lo que decidió el trueque de Iceta-Illa, y no la sagrada militancia. Entiéndase: era sagrada en 2016-2017, ahora lo sagrado es el pulgar del jefe. En definitiva nadie olvida, y Montero lo sabe, que la operación Illa se urdió en secreto en Moncloa y fue negada, incluso por el propio ministro, hasta 24 horas del anuncio. Montero ha sido más prudente, porque luego llega el bochorno de las hemerotecas. Su candidatura andaluz está en agenda. Previsiblemente en Moncloa quieren que se vaya asumiendo, y sobre todo que lo haga Susana Díaz...

... En el Matrix del Susaneo

3.Susana Díaz

“Su rostro [se dirige al presidente andaluz] ayer lo decía todo. Decía con claridad cuál era su preocupación, y no era Andalucía, ¡era usted!, ¡era su sillón y el de los miembros de su gobierno! Lo dijo con absoluta claridad. Si su preocupación hubiese sido Andalucía y la estabilidad, seguramente en la comparecencia de ayer hubiera hablado de la vacunación, de los miles de parados, de los fallecidos”.

Neo, ya saben, era el protagonista de Matrix. Y Susana Díaz, la secretaria de los socialistas, va y viene a su propio Matrix, como Neo. Lo suyo es Susaneo. En esa realidad paralela, ella acusa a Moreno de anteponer el partidismo a la estabilidad, horas después de que Moreno hubiese dicho que era el momento de anteponer la estabilidad. En la sesión de control, hubo Susaneo al límite: acusa a Moreno de no pensar en Andalucía, como demuestra su comparecencia tras el terremoto de las mociones... A ver, a ver, a ver: Moreno convoca una comparecencia para dar un mensaje de estabilidad en Andalucía tras lo sucedido en Murcia y Madrid, ¿y debía hablar de vacunas y paro? Insuperable.

El argumento naturalmente es irrisorio, y Moreno le replicó afiladamente recordándole quién lleva dos años en campaña después de haber tratado de abandonar Andalucía, pero se equivoca quien crea que Susana Díaz ha perdido el oremus. Es una estrategia. Esos mensajes desde su Matrix, del todo irreales, están destinados al consumo interno para nutrir su campaña de primarias. Montero ya asoma, y ella quiere hacerle lo que Sánchez le hizo a ella. Como Ayuso o Rufián, se maneja con mensaje ajenos a la realidad porque sólo se orientan a construir un relato para consumo interno de los suyos. Y el relato es Poderosa Defensora de Andalucía contra Presidente sin Escrúpulos bajo la Ultraderecha

Bloquismo

Ciudadanos era un partido interesante, aunque algo gaseoso: funcionaba como ilusión en una España sin partido liberal. Eso se perdió entre la foto de Colón y otoño de 2019 –primero cuando apoyó al PP en comunidades quemadas por la corrupción como Madrid, después al no apostar por el Gobierno de 180 con el PSOE– y de aquellos polvos.... Ahora está demasiado débil como para no romperse a cada golpe un poco más. Y esta semana los golpes han sido fuertes.

4. Inés Arrimadas

“Tengo la conciencia tranquila... tengo la conciencia muy tranquila.... duermo con la conciencia muy tranquila... tengo la conciencia tranquila...”.

Uno puede engañarse; es muy habitual. Pero en Murcia han cometido un error mayúsculo: ese paso requería un relato rápido y claro, porque era obvio que muchos en Ciudadanos no iban a entender lo sucedido y precisamente en este momento. Saber por qué se repite “tengo la conciencia tranquila” más de media docena de veces en una entrevista no exige ni 1º de Psicología.

5. Teodoro García Egea

“A los militantes, a todos sus dirigentes, simpatizantes, hoy el PP abre las puertas de su casa para que miles de personas, dirigentes, militantes y simpatizantes de Ciudadanos defraudados con la decisión de Arrimadas y su cúpula puedan venir y construir una alternativa al gobierno de Sánchez- Iglesias".

Egea es uno de los grandes perdedores, aunque haya ganado el pulso recomponiendo el desastre murciano por el lado sucio de la política, con votos tránsfugas que quedarán marcados. Ahora apela a que los votantes de Ciudadanos con la confianza perdida se reunifiquen en el PP. Es verosímil que suceda, pero son votantes de un partido que nació precisamente contra esa forma de hacer política.el lastre del PP: corrupción

El PP puede acabar, por una carambola, ganando dominio en el tablero. Retiene Murcia, su apelación a aglutinar el centroderecha se beneficia de la crisis oceánica en Ciudadanos, reparte cartas en Madrid con la mano a favor, y la aversión a Sánchez moviliza a los suyos. Pero estos días también quedan en evidencia sus lastres.

6. Luis Bárcenas

“En alguna ocasión yo les he entregado el sobre con la cantidad que les correspondía... por citar los que figuran: Álvarez Cascos, Javier Arenas, Mariano Rajoy, Dolores de Cospedal, Jaime Mayor Oreja, Federico Trillo Figueroa, José Miguel Ortiz Bordás... Y puede que me falte alguno, ah, Pedro Arriola que tiene muchas anotaciones”.

Casado cree que dejando atrás la sede de Génova, dejará atrás todo. No es así. Esta semana sus portavoces de Senado y Congreso se acogían al voto de silencio, como cartujos falsos. Es un rasgo típicamente infantil pensar que lo que no se nombra, deja de existir. Incluso al PP de Andalucía le queda ahí, anclada, la figura de Javier Arenas. No se entiende que él mismo no se haya retirado. Tampoco que no lo hayan hecho por él.

... Y polarización

7. Isabel Díaz Ayuso

“Socialismo o libertad”.

Es posible, incluso, que Ayuso se crea eso. Sería aún peor que no creérselo. Pero el sectarismo tiene esas cosas; y en los frenopáticos hay quienes se ven como Napoleón. Probablemente, claro, Ayuso no se lo cree, y sólo es el enésimo eslogan de Trump importado por MAR. No se molesten en explicar que socialismo vs. libertad no son términos antitéticos. La libertad es una palabra secuestrada por Ayuso, en un tablero donde es habitual el secuestro de palabras, a menudo desde la izquierda: feminismo, progreso, incluso democracia. Todos son, con ese juego, peligrosamente irresponsables. Por supuesto, al eslogan de socialismo o libertad, respondió Monasterio: “Entre socialismo o libertad, nosotros siempre en la defensa de la libertad”. Lógico. Así sucede todo.

El lastre del PSOE

Al PP la lógica de bloques lo centrifuga hacia Vox, como insiste el PSOE repitiendo una y otra vez ¡extrema derecha!, pero tampoco está mal el pack del PSOE con el partido de la extrema izquierda más los independentistas, sobre todo ERC, y el nacionalismo vasco incluso abertzale con Bildu. Se trata de un pack no menos polarizado, no menos radical, y no menos inquietante. Probablemente incluso más, como se ha escenificado en el Parlament con el discurso de Borràs de consuno con ERC, socios preferentes de Moncloa.

8. Gabriel Rufián

“A ver si dejan de perseguir a demócratas y empiezan a hacer política – Esto harta, harta. Y tanto va el cántaro a la fuente...- Si siguen así lo acabarán celebrando en sus casas, y no en Moncloa- Somos imprescindibles para la gobernabilidad de este país”.

Rufián amenaza al PSOE, con ese tono de Pijoaparte con ínfulas, de charnego faltón encantado de sí mismo. La respuesta del PSOE tuvo un punto indigno, y otra vez le tocó el papelón, como con Echenique e Iglesias, a M.J.Montero. A Echenique lo calificó de reformista por su tuit jaleando los disturbios; y ante la amenaza de Rufián ha dicho: “no lo interpreto como una amenaza, lo interpreto más bien como la expresión del malestar lógico que tiene ERC”. Ay, Jesús, María y.... ¡María Jesús! Lo de Montero recuerda aquella vieja historia de un tipo al que llamaron “hijo de la grandísima puta, pedazo de cabrón...” y respondió sin perder la compostura: “¿Cómo se pueden interpretar sus palabras?”. Vale, pero lo de Rufián es una amenaza, y además una amenaza sabiéndose con capacidad de amenazaría.

9. Laura Borràs

“No permitiré injerencias del poder judicial, es mi declaración de intenciones... Ningún tribunal ni la cárcel nos hará renunciar a nuestras ideas... completar el camino hacia la liberación nacional de Cataluña”.

Declaración Institucional: Cataluña se mantiene al margen del Estado de Derecho. Borràs, designada para presidir el Parlament a pesar de estar investigada por corrupción, retrata bien la burbuja inmoral del independentismo. Era previsible. Pero que la izquierda dedique calificativos diez veces más gruesos a Ayuso que a Borràs evidencia hasta qué punto han metabolizado no sólo la estúpida idea de que el nacionalismo es progresista, sino además que están en el lado correcto de la Historia porque en definitiva, en el tablero bibloquista, están en su mismo bloque.

... Y polarización

10. Pablo Echenique

“Mientras la (ultra)derecha se dedica a los apuñalamientos en Murcia y en Madrid y a la compraventa de diputados, el Gobierno de coalición de Unidas Podemos y el PSOE ha aprobado 11.000 millones de euros en ayudas..”.

Ningún partido ha hecho más que Podemos contra la tolerancia, contra el respeto del adversario; y eso ya es mucho decir, a la vista de la gran contribución de todos. Su territorio es la polarización: buenos y malos... Igual si lee Cómo mueren las democracias , podría tomar notas. Meses atrás, maniobró con lo suyos hasta sacar a Ciudadanos de la ecuación, y eso empeoró el escenario estalldo esta semana. Esa clase de maniqueísmo delirante sólo puede funcionar en un bibloquismo polarizado.

Nota Bene. Fran Carrillo sintetizaba este semana el sentir de muchos:

“Estoy hasta los cojones de todos nosotros. Damos vergüenza... ¡vergüenza! Ahora tenemos que explicar a los españoles, mientras está muriendo gente, que estamos hablando de cambiar gobiernos, de moción de censura y adelanto de elecciones. Vergüenza”

La frase es buena. El primer presidente de la primera República, Estanisalo Figueras, después de decirla, tomó un tren y se fue al exilio. Carrillo se expone a que ahora se le pregunte: ¿A qué hora sale su tren, señor Carrillo? Pero es innecesario. Nadie toma el tren de las dimisiones en España. O casi nadie)

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios