Desde el fénix

José Ramón Del Río

¡Déjate de milongas!

ESTO es lo que un suramericano le diría a Manuel Chaves, presidente de la Junta de Andalucía, cuando se entera que se ha ido de viaje a los países del Cono Sur. Esto es, que se marcha de gira a Argentina, Uruguay y Paraguay, en compañía de un séquito, que suponemos poco numeroso, porque Chaves es un político austero. Con la que está cayendo -además de agua- un andaluz le preguntaría:

-¿A qué coño vas?

- Che, pibe, ¿vos a qué venís?

Y nuestro sempiterno presidente (porque 18 años en el cargo -por los votos de los andaluces- en política es una eternidad), sin cortarse un pelo, respondería:

-Vengo a "cooperar en un plano de igualdad y reciprocidad en el turismo, vivienda, educación, desarrollo rural y agrícola y sanidad", y ello a través de nuestra Agencia Andaluza de Cooperación Internacional.

A los habitantes del Cono Sur les ha encantado la idea. Entienden que se vendrán de turismo a la madre patria o que les haremos casas o les construiremos escuelas. Lo de "igualdad y reciprocidad", no lo han oído, y si lo oyeron, todo el mundo sabe que sus maltrechas economías no les dan más que para subsistir. Pero la cosa no acaba aquí. Como presidente de Andalucía, propone que, en lo sucesivo, América (no excluye a USA) y Europa sean circunscripciones electorales, además de las ocho provincias andaluzas. Así, los andaluces que residan en aquellas partes del mundo (de momento no se incluyen a los que residen en el resto del Universo) podrán votar en las próximas elecciones autonómicas. Ya no serían suficientes -dice- los actuales 109 parlamentarios y habría que aumentarlos hasta 141. Consulte usted lo que cuesta el actual Parlamento, divídalo entre 109 y multiplique lo que le salga por 141. Casi una tercera parte más de gasto. Tímidamente la oposición parlamentaria ha calificado este viaje como "catetada" e "inoportuno" y, ante esta suave crítica, Chaves contraataca criticando, a su vez, a la oposición de la que dice que es "repetitiva, falta de rigor, la menos imaginativa y la más derrotada de España" (y con sus planes en el futuro podrá serlo también de América y de Europa). No he leído ningún comentario a este viaje. Con las abundantes y justas críticas a Rajoy por quejarse de tener que cumplir con las obligaciones de un líder de la oposición, asistiendo en domingo a un desfile militar, no ha debido quedar espacio.

La milonga es un baile con ritmo parecido a un tango. Allá se emplea la palabra con el significado de mentira. Sin embargo, aquí, la hacemos significar tonterías. Por ello, para que no haya equívocos y se piense que llamo embustero a Chaves, el titular podemos sustituirlo por: ¡déjate de pamplinas, Manolo!.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios