Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

España se reencuentra con Malta

Las sensaciones que la selección emitió ante Noruega descartan todo atisbo de inquietud

Malta, en lo mejor de nuestro arcano por la memorable gesta de una noche lluviosa de diciembre de 1983 en el campo del Betis. Aquellos doce goles a Bonello se colaron de rondón en lo mejor de una historia futbolística necesitada de unos éxitos que tardaron en llegar una barbaridad de tiempo. Desde aquella impensable y obligada hazaña a alzar la Eurocopa de 2008 fue mucha el agua que pasó bajo los puentes del fútbol español.

Hoy, nuevamente Malta y será en la capital maltesa y no en Sevilla, pero lo de hoy nada tiene que ver. No se necesita de gesta alguna sino de hacer bueno el triunfo del sábado en Valencia sobre Noruega para mantener firme el paso en la recién iniciada Eurocopa 2020. Y cierto es que las sensaciones que la selección española emitió en la sabatina de Mestalla fueron excelentes con el punto negro de la falta de acierto ante el gol en general y de Morata en particular.

Con dos estiletes en los costados y una circulación de balón bastante rápida, el equipo de Luis Enrique pudo y debió golear a los noruegos. Al menos debió eludir los agobios por el gratuito penalti de Íñigo Martínez que nos llevó a un inquietante tramo final. Insisto en el sensacional partido de los laterales, extremos incisivos en realidad, con especial mención a la actuación de Jesús Navas, confirmado ya como un carrilero de talla similar a la que tenía cuando era extremo.

Con los cien metros del carril a su disposición, el palaciego no tiene el menor problema en recorrérselos cada vez que hace falta, sobre todo si es hacia campo enemigo. Él y Alba desarbolaron con frecuencia el entramado defensivo nórdico y lo normal es que hoy ocurra lo mismo en en el Ta'Qali Stadium de La Valeta para que España haga lo habitual, que es discurrir a paso de oca por la fase de grupos clasificatorios. Todo lo que no sea así entrará de lleno en el terreno de lo sorprendente.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios