La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Un acto más a cencerros tapados

Eché de menos el domingo el estruendo de cornetas y tambores junto al sonido del racheo de pasos de la soldadesca y luego supe que también era a causa de la anormalidad que vivimos por culpa del bichito cabrón. Cada 2 de mayo, el Ejército homenajea a los héroes de la Guerra de la Independencia en la figura del capitán don Luis Daóiz y Torres, cuya figura monumental preside la plaza de la Gavidia. Y en este 2 de mayo, la ceremonia ante el monumento a dicho artillero sevillano fue como a cencerros tapados y sin la presencia de una sociedad civil que siempre acudía de buen grado a esa ofrenda floral. Es un acto más que pasa de puntillas en este tiempo de restricciones y a fe que se echó de menos un desfile tan marcial por Baños desde Torneo hasta la estatua del insigne militar. El día que hagamos inventario de cosas perdidas necesitaremos un inmenso recordatorio.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios