Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

¿A quién colocarán después en la diana?

Que la campaña de acoso a H&C se base en lo poco que gana el Betis es poco creíble

Atraviesa el Betis una situación kafkiana, como una de más de las muchas que sufrió durante su ya larga historia. Historia larga y turbulenta, con pocos espacios pacíficos, pero con algo que jamás sufrió en su siglo y doce años de vida. Ese dato insólito en la vida del sevillanísimo club de las trece barras se centra en la cainita división que existe en su clientela, en esa masa social que supera la insólita cifra de las cincuenta mil almas.

No pretendo romper una lanza por el denostado manque pierda, ese alarido de fidelidad inquebrantable que hogaño se confunde espuriamente con el conformismo. No está eso en mi argumentario, ni mucho menos, pero sí lo está la extrañeza y la tristeza que me producen la división que fractura al beticismo. Y eso se está dando como no se ha dado jamás, ni siquiera cuando el club era dirigido de forma bananera, ni siquiera en aquellos tiempos de sordidez.

Hubo un tiempo en que la figura de un entrenador como Pepe Mel se rodeó de un clima de crispación insoportable por el enfrentamiento de partidarios incondicionales del técnico con los que no creían en sus bondades. Y todo en el corazón de un proceso judicial que llenaba el camino de obstáculos hasta la llegada de dos jóvenes empresarios que intentaron poner orden en el cortijo y que ahora son el blanco incomprensible de una balacera que no cejará hasta abatirlos.

Queda claro que la actual dimensión del club no se ve acompañada de una buena imagen en la yerba, pero es que tampoco se daba el alto el fuego tras cualquiera de los éxitos conseguidos bajo el mando de Setién. O sea que está claro que la dupla Haro&Catalán es el objetivo a derribar por todos los que intentan que el Villamarín sea un lugar inhabitable. ¿Cuál es la causa, que el equipo no gana? Y la pregunta es que cuándo sean abatidos, ¿qué pondrán en la diana?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios