La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Ya faltas de ortografía en el crucigrama

Tristeza produce ver los escritos de muchísimos de nuestros jóvenes y no sólo por esa economía de lenguaje que tanto se prodiga en las cloacas sociales, vulgo redes. Los errores ortográficos se suceden sin solución de continuidad y se prodigan tanto que hasta se han propagado a lugares que siempre fueron garantía de conocimiento. Y es que ya he podido comprobar cómo en ese apartado que los periódicos dedican al entretenimiento también aparece a menudo la falta de ortografía. Me refiero al crucigrama, que siempre fue herramienta nada desdeñable para la cultura general, esa asignatura que tan bajo ha caído en nuestros días. Como ejemplo, lo hallado antier en un periódico de prosapia. Un error tan clamoroso como que se pedía un sinónimo de riachuelo y la solución era arrolluelo, así con elle y no con su y griega. Y a partir de ahí, ¿qué? Un horror.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios